Gettyimages-865879842
Elegidos los 7 mejores motores del año para 2019… según un grupo de 70 expertos
1017517379-lat-20190523-gt2r4043
Lewis Hamilton mete miedo en los segundos entrenamientos libres de Mónaco
Sin titulo
Dieter Zetsche, CEO de Daimler, se jubila… ¿en un BMW i8 Roadster?
Sainz monaco
Problemas eléctricos condenan a Sainz a cambiar componentes en Mónaco
Ohmss-dbs-superleggera-(6)
Aston Martin DBS Superleggera 007 ‘Al servicio secreto de su majestad’

Noruega pretende mejorar las conexiones por carretera con túneles submarinos

El gobierno noruego acaba de presentar una propuesta basada en la construcción de túneles submarinos y flotantes para mejorar las conexiones por carretera y dar más fluidez al tráfico. Las primeras construcciones de este tipo podrían estar listas en 2035.

Los túneles submarinos transcurrirán 30 metros por debajo del nivel del mar.

La última propuesta del gobierno noruego pretende mejorar las conexiones por carretera y reducir los tiempos de viaje en la zona de los fiordos, donde los desplazamientos se convierten en toda una odisea debido a las características del terreno, sobre todo en invierno, cuando todo está congelado. La orografía y la condición única de este paraje natural protegido por la UNESCO hace inviable la construcción de puentes tradicionales, por lo que la solución pasaría por construir túneles submarinos y flotantes.

Así lo ha recogido la Administración Pública de Carreteras Noruega (NPRA), que planea llevar estos túneles a las profundidades acuáticas en los próximos años. Las construcciones estarán ubicadas 30 metros por debajo del nivel del mar y serán sostenidas por unas estructuras flotantes capaces de soportar el peso, las corrientes y las inclemencias del tiempo. Para garantizar la estabilidad, serán ancladas al fondo del mar.

Cada vía de conexión constará de dos túneles, suficientemente anchos para dar cabida a dos carriles. El proyecto no tiene precedentes, por lo que deberá ser estudiado a conciencia. El primer túnel de este tipo podría estar listo para 2035, después de una inversión de 25 billones de dólares por parte del gobierno. No obstante, si el proceso de construcción presenta demasiados incovenientes, podrá ser cancelado.