Audi-rs-q3-portada
Los 400 CV del Audi RS Q3 2018 ya prueban el asfalto de Nürburgring
Sut french grand p 1632194
Sainz, ¿más cerca de McLaren con la marcha de Alonso?
Land-of-land-rovers-portada
Así es el viaje de Land Rover por el Himalaya en su 70 cumpleaños
Sut indianapolis 5 1485405
La IndyCar abre sus puertas a Fernando Alonso
Dodge-challenger-hellcat-redeye-portada
Dodge Challenger Hellcat Redeye: 808 CV para quemar el asfalto

Un 27% de los conductores tiene problemas de visión que afectan a la conducción

Existe una relación directa entre mala visión y accidentalidad. Así lo establece un reciente estudio elaborado por la Universidad Politécnica de Catañuña. 

Estudio

El estudio 'El estado de la salud visual de los conductores en España 2017' realizado por la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), junto a otras instituciones señala que existe una relación directa entre mala visión y accidentalidad.  

Este estudio señala que los conductores con mala visión –0,4 de agudeza visual- tienen tres veces más accidentes que el resto de conductores. A día de hoy hay 600.000 conductores que estarían circulando con una agudeza visual inferior a los requerido por ley, es decir, a 0,5. El informe también recoge que a día de hoy el 27,2% de los conductores —unos siete millones— tienen, por lo menos, una deficiencia visual que afecta a la conducción. 

Un conductor de más de 55 años necesita ocho veces más tiempo para recuperarse de un deslumbramiento que uno joven. 

Según este informe, una persona conductora de más de 55 años necesita ocho veces más tiempo para recuperarse de un deslumbramiento que una joven; o una de 45, cuatro veces más luz que una joven para poder distinguir el contenido de las señales. Por ello, que un conductor rechace utilizar sus gafas de sol –solo el 16% de los conductores las usan– o que lleve unas gafas con su graduación sin actualizar, pueden suponer consecuencias trágicas.