Sin titulo
Así ha quedado este McLaren Senna tras un aparatoso accidente
Sut italian grand  1523855
Monza, en busca de 100 millones de euros para mantener la Fórmula 1
181111 gfp 125829
Al volante del Audi A1 Sportback 2019: Apuesta por la deportividad
Kubica-vettel
Vettel sobre el regreso de Kubica: “Tengo sentimientos encontrados”
Ayudas-coches-ecologicos
La Comunidad de Madrid ya ofrece hasta 5.500 euros en ayudas para comprar vehículos ecológicos

Al volante del VW up! 2016: La ciudad es suya

Además de detalles de personalización como tres colores para el techo y 10 diseños diferentes a elegir para el salpicadero, el Volkswagen más chiquitín se renueva para mantener su esencia. La gama mecánica, además, se amplía con la llegada de un ‘juguetón’ TSI de 90 caballos…

El up! sobresale por su chasis tanto que permite viajar por autopista a un ritmo muy alegre. La sensación en realidad es la de estar en un Polo.

Soy firme defensor de los coches pequeños y el VW up! es una de mis propuestas para todos aquellos que buscan microcars para el día a día; ahora incluso es el que más recomendaría por su actualidad frente a opciones que nos vienen a la mente como los Peugeot 108, Renault Twingo o Hyundai i10. Las mejoras que estrena el up! se centran en la imagen: los faros llevan luces diurnas de led, hay 13 colores para la carrocería combinables con otros tres para el techo y varios packs de combinación entre unos y otros, existen 10 tableros para el salpicadero y los paragolpes tienen un diseño más deportivo, entre otros cambios. A lo anterior se añaden detalles más funcionales como los intermitentes en los espejos retrovisores exteriores, el climatizador automático, el sensor de lluvia, un equipo multimedia de 3,1 pulgadas básico sustituible opcionalmente por otro de cinco, un brazo para colocar el teléfono móvil y una cámara de marcha atrás.

Lo que se mantiene inalterado son sus contenidas dimensiones, por lo que el up! es perfecto para manejarse por la ciudad y aparcarlo en huecos en los que utilitarios como el Ibiza o el 208 no caben por poco (es cierto que crece cuatro centímetros para llegar hasta los 3,60 metros, culpa de sus renovados y voluminosos paragolpes). El habitáculo también es el mismo y está configurado para cuatro pasajeros, por ejemplo, cuatro adultos o dos padres y un par de críos, y un maletero sorprendente de 251 litros en el que caben un par de trolleys de viaje, la compra e, incluso, una sillita de paseo plegada.

Las llantas opcionales llegan hasta las 17 pulgadas, preciosas pero expuestas a roces con bordillos

En el apartado mecánico todo sigue igual con los tricilíndricos MPI de 60 y 75 caballos, la variante CNG de gas natural, que desarrolla 68 caballos, y la eléctrica, que llega al mercado en octubre. No obstante, la gran protagonista del modelo es una cuarta motorización inédita en la gama: un TSI de 90 caballos disponible sólo con la terminación high. Con esta combinación, el up! se transforma en un pequeño GT por su ‘garra’ y su estabilidad en líneas generales.

En un vehículo de apenas mil kilos de peso y un bloque que ofrece un par de 160 Newton/metro entre 1.500 y 3.500 revoluciones, el up! TSI arranca con bastante energía y despliega su potencial en el momento que 'despierta' el turbo, permitiendo incluso estirar las marchas por encima de las 6.000 vueltas, una gozada. Suena bien y a diferencia de los MPI, las vibraciones percibidas al ralentí y en aceleración son menores, algo que agradecemos con el paso de los kilómetros. Además, la dirección nos parece que tiene un tacto perfecto para las características de este Volkswagen y la suspensión tiende a ser algo dura, una sensación que se refuerza con los neumáticos en medida 195/40 que monta nuestra unidad de pruebas (casi 900 euros). El consumo medio registrado durante la prueba ha sido de 5,5 litros, un valor muy bueno ya que la práctica totalidad del recorrido tuvo lugar en carreteras secundarias y ciudad, con marchas cortas.

La dirección y la suspensión son las mismas que en el anterior up!; no sufren variaciones

Respecto a los dispositivos multimedia, únicamente hemos tenido oportunidad de probar el Composition Phone, el tope de gama, que incluye Bluetooth y que lleva asociada una pantalla de cinco pulgadas que no es táctil. Se maneja a través de botones y en ella vemos las imágenes de la cámara de marcha atrás Rear View en pequeño, siempre y cuando se se monta este opcional (185 euros). Este Composition Phone se puede completar aún más si se instala el soporte para el smartphone en el salpicadero, que vale 185 euros e incluye una toma USB. Si lo recuerdas, el anterior up! tenía opcionalmente un navegador que incluía funciones como la conducción eficiente o el ordenador de a bordo y cuyo coste rondaba los 350 euros. Ahora todo esto queda en manos de nuestro móvil, que se sujeta en ese brazo (es válido para pantallas de hasta 6,5 pulgadas), se carga en la toma USB y reproduce el navegador con mapas TomTom o todos los parámetros antes citados una vez instalada la aplicación gratuita “maps + more”. Su funcionamiento es muy rápido y el manejo queda a mano, por lo que aconsejamos equiparlo, si bien la visibilidad no es tan buena como esperábamos.

El renovado up! ya está a la venta con los niveles de acabado load (empresas), move (intermedio, desde 11.910 euros) y high (alto de gama, a partir de 12.710 euros). El up! adicionalmente se comercializará en una edición 'beats'  limitada a 50 unidades, con un equipo de sonido de 200 vatios y siete altavoces, por un precio aproximado de unos 15.000 euros. Los cambios automáticos ASG de cinco marchas para los dos MPI suponen un sobre coste de 1.300 euros.