Opel-astra-facelift-009
Opel Astra 2019: Restyling a la francesa
Horarios mundial
La Fórmula 1 cambia horarios por el fútbol… ¡pero lo peor podría llegar en Austria!
Alonso le mans victoria 2018 1
Las 10 claves de la victoria de Fernando Alonso en Le Mans
Red bull honda
Red Bull y Honda, trayectorias opuestas y ahora un objetivo común
Bmw-m4-gts-extreme-011
BMW M4 GTS Extreme Aero Kit: Licencia de vuelo obtenida

Audi A4 2.0 TDI - Mercedes C 220d - BMW 318d: El punto medio

El nuevo A4 no supera al Serie 3 en deportividad ni al Clase C en comodidad, pero es capaz de colocarlos en serios apuros y de poner en tela de juicio sus baluartes tradicionales, con un equilibrio que encaja mejor con la funcionalidad que exigimos a nuestro coche en el día a día.

Si eres un directivo medio y tu empresa todavía te cuida a la antigua usanza, es posible que dispongas de un coche de empresa 100% 'free' para tus desplazamientos habituales. Cada cuatro años llega un momento realmente emocionante, cuando desde el departamento de recursos humanos te envían un email con los vehículos que te ofertan para renovar tu 'viejo company car'. En ese caso, las posibilidades de que una de estas tres opciones, sino las tres, formen parte de las variables disponible son muy altas. Pues bien, no disimules tu alegría porque no por vistos, estos automóviles dejan de ser tres verdaderos referentes del mercado, aunque con peculiaridades muy diferenciadoras.

El Audi A4 cuenta con la ventaja de ser el último en llegar a las calles, pues se están entregando las primeras unidades en lo concesionarios, lo que le permite incorporar las recientes novedades en materia técnica y mecánica. Algunas tan efectistas como el cuadro de mandos de pantalla TFT denominado Virtual Cockpit, sustituyendo los tradicionales relojes por una gran pantalla multimedia de 12 pulgadas que podemos configurar a nuestro antojo con diferentes tipos de información; el único inconveniente es que su manejo a través del volante multifución no resulta sencillo. Por lo demás el habitáculo del A4 es un verdadero ejemplo de calidad y sobriedad germana, con un diseño muy racional en el que todo está en su sitio.

Destacan las innumerables posibilidades de personalización del mismo, pudiendo elegir entre muy diversos materiales para los remates como aluminio, fibra plástica en diferentes tonos… Frente a la competencia destaca una posición de conducción muy baja para lo que es tradición en la firma de los aros, con butacas tan cerca del asfalto como en el BMW Serie 3, aunque en una posición no tan tendida.

A TU GUSTO

En cuanto a cotas de habitabilidad, el A4 cobra ligera ventaja sobre Mercedes y BMW, especialmente en los puestos delanteros, pues disponemos de una altura más desahogada. Pese a ser el más largo de los tres, con 4,72 metros, no encontramos una diferencia clara a su favor en el espacio disponible para los pasajeros posteriores calcando una disposición en la que dos ocupantes de altura inferior a 1,80 metros viajarán con comodidad aunque tres lo harán con dificultad por la anchura disponible.

En el Mercedes Clase C los acabados se caracterizan por una buena calidad general, especialmente en la zona delantera, aunque con un diseño algo más recargado que en el Audi, quizá pensando en los gustos del mercado oriental. Adicionalmente el mando central para el manejo de la multimedia ofrece tantas posibilidades de manipulación que llega a complicar su funcionamiento. BMW apuesta por el continuismo absoluto, con un salpicadero de buena factura, aunque los materiales no son tan ‘premium’ como en el Mercedes y especialmente en el Audi, y con un diseño demasiado parecido al de otras creaciones de la firma del aspa y al de los pretéritos Serie 3. A la hora de cargar los tres modelos copian un espacio útil de 480 litros, aunque el nivel de terminaciones de esta zona está más cuidada en el Audi que en BMW y Mercedes, además de ofrecer más posibilidades para sujetar la carga y compartimentarla.

La mayor limitación de estas berlinas está en una boca de carga de tamaño reducido y un umbral alto que nos obliga a elevar demasiado los objetos para introducirlos en el mismo.
Cerramos el capítulo de interiores citando las infinitas capacidades de sus sistemas multimedia, que en los tres manejamos desde pantallas tipo tablet integradas en el salpicadero y que de forma opcional pueden llegar a superar las ocho pulgadas de tamaño, permitiéndonos siempre conectar nuestro móvil e incluso manejar sus funciones más básicas vocalmente desde el puesto de conducción. La principal diferencia está en la forma de manejo de la tableta, con selectores de diseño muy personal en el que nos decantamos por el del A4, más racional en su manejo gracias a un sistema de menús más sencillo y comprensible.

Pese a que hace años este tipo de carrocerías eran la respuesta a las necesidades  de las familias de la época, conviene saber que en la actualidad las berlinas son los automóviles más confortables del mercado, pero las pertenecientes a este segmento no disponen de un habitáculo lo suficientemente amplio para satisfacer las necesidades de espacio de una familia de cuatro miembros, especialmente con equipajes Para eso están monovolúmenes, familiares y SUV. 

Aunque los tres permiten viajar cómodamente el espacio interior es limitado.

En el apartado dinámico cada uno representa una filosofía distinta de entender el automóvil. El BMW sigue buscando en la deportividad su razón de ser. Basta acomodarse y poner en marcha el propulsor para darse cuenta de que es un coche pensado para conducir; desde la posición hasta el diseño de los mandos y el volante así lo indican. BMW hace gala de su tracción trasera y sobre el asfalto salen a relucir las virtudes y los defectos de esta disposición. Virtudes porque no cabe la menor duda de que es el que más información transmite al conductor, tanto por la firmeza de su amortiguación como por el tacto de su dirección o la velocidad de respuesta de su cambio automático de ocho velocidades de convertidor de par. Y defectos porque es el más delicado de los tres y el que más pericia al volante exige.

CONFIGURADOR DE SERIE

Adicionalmente, y de serie, cuenta con una regleta que nos permite elegir entre cuatro modos de conducción, desde la Sport+ que apaga parcialmente el control de estabilidad hasta la posición ECO, que se encarga de desconectar el motor de la transmisión cuando circulamos con inercia para reducir el consumo. Percibimos ligeras diferencias en la dirección y en la respuesta de motor y cambio en función de la opción elegida, pero siempre contamos con las respuestas más deportivas de la prueba.

El Mercedes hace gala de lo que esperamos de él, con unos tactos de conducción que, pese a que han ganado en deportividad en esta última generación gracias, entre otros al acabado AMG, siguen siendo los más cómodos y confortables de la comparativa, y eso que la mecánica elegida no es la más silenciosa de la gama y se deja sentir por su sonoridad y por un funcionamiento ligeramente más tosco que los otros dos turbodiésel. También es cierto que su superior potencia marca diferencia frente a ambos, con un empuje más contundente y un régimen de aprovechamiento más amplio. En autopista es un verdadero rutero cómodo y extremadamente polivalente mejorando incluso a Audi y BMW, pero tan pronto como lo exprimimos en zonas de curvas salen a relucir superiores inercias e inclinaciones de la carrocería, aunque sin perder en eficacia. Respecto a su tracción posterior, hay que reconocer que Mercedes ha logrado hacer que sus reacciones sean tan neutras y fácilmente controlables como cualquier ‘delantera’ del mercado.

GANA A TU CONTRINCANTE

Buen conocedor de sus rivales, el nuevo A4 ha querido encontrar en el equilibrio su principal virtud. Por ello, y aunque no es tan deportivo como el BMW, sabe serlo cuando se lo solicitamos al entrar a un tramo de montaña y activamos el modo Dynamic de su configurador de chasis. Del mismo modo que es capaz de rivalizar en comodidad y en silencio de marcha cuando lo que queremos es viajar en autopista con un confort absoluto, al nivel incluso que su hermano mayor, el A6. Fiel al refrán “En el punto medio está la virtud”, el A4 sale muy bien parado en esta su primera prueba de fuego.

- Prestaciones, precio y equipamiento del Audi A4 2.0 TDI

- Prestaciones, precio y equipamiento del Mercedes C 220d Aut.

- Prestaciones, precio y equipamiento del BMW 318d Aut.