Control-alcoholemia
Campaña DGT 15 de agosto: Controles de alcohol y drogas a cualquier hora y en todo tipo de carreteras
Massa-alo
Massa: “Alonso termina dividiendo los equipos”
Ford-peformance-portada
Ford presentará un modelo de altas prestaciones en la Gamescom 2018: ¿Por fin un Raptor para Europa?
Gettyimages-989117352
Bernie Ecclestone fue parte del auxilio a Force India
Comprar-coche
¿Cuánto dinero piensas destinar a la compra de tu próximo coche?

Conducimos el Audi A6 2018: ¿De verdad no eres un A8?

El renovado A6 llega con unas credenciales de primera y unas dimensiones casi idénticas a las de su antecesor, para convertirse en una de las berlinas de lujo más cómodas y sofisticadas del momento.

Audi-a6-2018-cto-01

Es poco más de dos centímetros más largo, uno más ancho y otro más alto con la misma capacidad de maletero pero si tuviéramos que definir al nuevo Audi A6 por la diferencia de cotas con su predecesor el resumen sería injusto. Utiliza la plataforma MLB Evo que se emplea también en los A8 y A7, que utiliza aluminio y aceros de alta resistencia para reducir peso y ganar rigidez, además de aprovechar todos los componentes tecnológicos de sus “hermanos mayores”. En el interior se gana espacio para los pasajeros en todas las cotas, especialmente para las piernas en la parte trasera, aunque el maletero mantiene la misma capacidad que antes, 530 litros.

El interior sigue el estilo general que ya han mostrado los A8 y A7, con tres grandes pantallas, dos en la consola central con 10,1 y 8,8 pulgadas y otra en el cuadro de mandos de 12,5 pulgadas que sustituye a los habituales relojes, sin apenas interruptores en todo el salpicadero. Su presentación es espectacular y la sensación de calidad más que sobresaliente. Ahora hay menos superficies con aspecto plástico (aunque lo sean) y el resultado es una imagen a la vez tecnológica y acogedora. Incorpora también, dentro del sistema de climatización un ionizador y un ambientador para el habitáculo.

En el arranque de la comercialización solo se venden los motores V6 más potentes, el gasolina de 340 y el TDI de 286, en los dos casos con tracción total quattro y cambio automático, de doble embrague y siete relaciones en el gasolina y de convertidor de par y ocho marchas en el Diesel. Todos los A6 serán quattro y con cambio automático; los cuatro cilindros, cuando lleguen, serán los únicos disponibles con tracción delantera o total. Todos los motores llevan el sistema de electrificación que Audi denomina “mild-hybrid”, con un sistema eléctrico auxiliar que cuenta con un motor de arranque que también hace las funciones de alternador.

En el caso de los V6 ese sistema eléctrico es de 48 voltios, mientras que en los de cuatro cilindros es de 12 voltios. El sistema no permite que el A6 funcione en modo eléctrico pero sí aprovecha al máximo el sistema Start & stop y puede hacer que el motor gasolina se desconecte en periodos de hasta 40 segundos, aprovechando al máximo las inercias de marcha y la información del sistema de navegación. Este sistema permite que los A6 dispongan de la etiqueta ECO de la DGT con lo que se unen a la lista de vehículos que podrían seguir circulando por ciudades como Madrid en caso de aplicarse el escenario de contaminación más restrictivo.

El A6 estará a la venta con cuatro tipos de suspensión: la de serie, otra denominada deportiva con altura ligeramente rebajada, la de amortiguadores regulables en dureza y la neumática que incluye también los amortiguadores también regulables. El A6 también puede incorporar la dirección a las cuatro ruedas estrenada con esta plataforma. Como todos los sistemas de ese tipo, hasta una cierta velocidad las ruedas traseras giran en sentido contrario a las delanteras en un ángulo de hasta 5 grados. A partir de esa velocidad giran en el mismo sentido que las delanteras. Audi asegura que el diámetro de giro se reduce en más de un metro y es más que probable, porque la sensación es que el A6 maniobra con una sorprendente facilidad. 

Hemos podido probar los dos V6 que ya están a la venta y su funcionamiento es intachable por suavidad y capacidad de aceleración, en los dos casos con suspensión neumática.

La comodidad y el silencio interior son excelentes y a pesar de medir casi cinco metros de largo tiene una agilidad sorprendente. También hemos probado el Diesel de cuatro cilindros y 204 caballos que llegará en octubre, con suspensión “normal” y nos ha sorprendido por su suavidad y capacidad de aceleración. El reducido sonido que llega al habitáculo no es tan “agradable” como el del V6 Diesel, pero es un coche realmente bien aislado y con un nivel de comodidad excelente en el que tampoco se aprecia una merma apreciable de comodidad con respecto al equipado con suspensión neumática ni tampoco de agilidad.

El conjunto de ayudas a la conducción es abrumador y está compuesto por hasta 39 dispositivos, apoyado en la gran cantidad de sensores, radares y cámaras con que cuenta el A6 y que controlan cada centímetro de lo que sucede a su alrededor. Estos sistemas están agrupados en tres paquetes denominados de cruces, predictivo de eficiencia y de conducción adaptativa. De momento el nuevo Audi A6 está a la venta con los V6 más potentes, gasolina y Diesel, el 55 TFSI de 340 caballos y el 50 TDI de 286 con unos precios de 69.580 y 64.580 euros respectivamente. Después del verano llegará el 40 TDI con motor cuatro cilindros y 204 caballos y el 45 TDI, el V6 “pequeño” con 231 caballos. Ya en 2019 la gama se completará con un gasolina cuatro cilindros de 252 caballos.