Microlino-2020
Microlino: El sucesor del Isetta se producirá en Alemania ¡y ya está en camino!
Silverstone brdc 2018 1
Silverstone propone una drástica solución para mantener la Fórmula 1
Ds-3-crossback-video
El DS 3 Crossback te revela sus precios y equipamiento en este vídeo
Haas ferrari japon 2018 1
La relación entre Haas y Ferrari, motivo de “fricción” en la parrilla
Waze-ok
Tráfico estudia prohibir las apps que alertan de los radares y controles en carretera

Conducimos el Audi A7 Sportback: De maravilla

Un modelo tan especial como el últumo A7 bien merecía un lugar como The Table Mountain, en Ciudad del Cabo, para su debut. Es una de las 7 Maravillas del Mundo y no hablamos del coche, de momento...

Audi-a7-contacto-01

La segunda generación del gran coupé de Audi ha llegado con el reto de mejorar las sensaciones ofrecidas por su antecesor, un modelo que cosechó un importante número de admiradores. Se nota que para la marca de los cuatro aros, éste no es un modelo cualquiera y es que además de avanzar en el plano estético llega cargado de novedades técnicas relevantes con las que alcanzar semejante empresa. 

Seguimos estando ante un automóvil perfectamente equilibrado, con una gama de motores suaves y eficientes, dentro de un vehículo con un diseño que sigue llamando la atención por su estilo atlético. La tendencia actual, ya más que consolidada en el mercado, está llevando a los compradores a decantarse por los SUV, pero los que apuestan por la elegancia de una gran berlina, la prefieren con estas líneas más propias de un cupé, sobre todo si su presupuesto es cercano a los 80.000 euros, como es el caso. En Ingolstadt no fueron los primeros en darse cuenta de ello, pero tampoco tardaron en diseñar y producir el Audi A7 Sportback, un rival directo para los Mercedes CLS, el BMW Serie 6 Gran Coupé o Porsche Panamera.

Sin duda, estamos ante una de las berlinas más esbeltas del momento y también ante uno de los estrenos más relevantes de Audi esta temporada así que una ocasión tan especial como esta, bien merecía un lugar como Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, para conocer al nuevo A7 Sportback a los pies de Table Mountain, considerada como la séptima maravilla natural del mundo. Sus respuestas, en la siempre delicada y sinuosa ruta de carretera Chapman’s Peak Drive, en los alrededores de la urbe, demostraron toda su agilidad, transmitiendo una permanente sensación de seguridad y buen tacto de conducción que nos recuerda mucho al del recientemente lanzado Audi A8.

 

Basta transitar por alguno de los múltiples atascos de la ciudad sudafricana para que entren en funcionamiento las ayudas a la conducción de última generación, como el Crossing Assist, que detecta el tráfico transversal delante del coche y actúa sobre los frenos para evitar cualquier situación peligrosa. Cuando dejamos atrás la urbe y aumentamos el rimo, apreciamos como en la parte trasera, que es ahora tres centímetros más alta, se despliega un fino spoiler móvil, concretamente cuando rebasamos los 120 kilómetros/hora. En esta exigente pero espectacular ruta costera, nos beneficiamos también del sistema opcional de cuatro ruedas directrices, otra de sus novedades mecánicas más importantes. El recorrido resulta perfecto para probar esta máquina: por el oeste del monte Chapman en su descenso hacia la costa atlántica sudafricana, entre acantilados, pendientes, hermosas vistas y 114 curvas serpenteantes; un catálogo de virajes más completo que el de Ikea. 

Es un coche orientado a gozar del placer del viaje, llama la atención la confianza y precisión que llega a transmitir, y eso que debemos tener en cuenta que aquí se conduce por la izquierda, una peculiaridad que nos mantiene siempre con un punto de tensión extra. De acuerdo con los ingenieros de la marca, que nos sirvieron de cicerone para conocer los secretos del coche, las claves de su dinamismo residen en un eje delantero 100% rediseñado, una nueva dirección de desmultiplicación activa, y el citado tren trasero direccional, en el que los neumáticos giran en el mismo sentido que los anteriores o en el contrario en función de la velocidad, lo que incrementa la agilidad a baja velocidad y la precisión de guiado a alta, permitiendo reducir el radio de giro y aumentar el dinamismo.

El sistema de dirección dinámica a las cuatro ruedas es opcional, pero muy recomendable tanto para maniobrar en ciudad como en conducción dinámica.

Por supuesto, nos asiste también tracción quattro en su última evolución, Ultra, es capaz de desconectar por completo el tren trasero para reducir los consumos y que ésta sí es de serie. En conducción agresiva, entra en juego el diferencial deportivo posterior con efecto autoblocante, que se encarga del reparto constante de par entre las gomas posteriores en colaboración con el citado sistema quattro. El conjunto se completa con cuatro tipos de suspensión: normal, deportiva, de amortiguadores regulables y neumática; esta última permite variar la altura de la carrocería en 10 milímetros. Todos los órganos mecánicos trabajan en colaboración con el Audi Drive Select, que nos permite variar el funcionamiento del coche en torno a unos modos predefinidos. 

Por último, a nivel de motorizaciones, Audi ha desarrollado para el A7 Sportback lo que denomina MHEV, ‘mild-hybrid’, un sistema eléctrico primario de 48 voltios que consigue almacenar la energía de las deceleraciones o frenadas, y que estará disponible con los dos propulsores, los 3.0 TFSI y 3.0 TDI. Este automatismo puede mantener la marcha por inercia entre 55 y 160 kilómetros/hora con el motor de combustión apagado y luego arrancar suavemente mediante el alternador de forma rápida e imperceptible. No sabemos bien por cuál de ambos motores decantarnos, si bien la diferencia de potencia a favor del gasolina junto con su mayor refinamiento de uso encajan mejor con la filosofía del coche, aunque insistimos que no es una decisión sencilla si tenemos en cuenta el precio de cada uno y la cifra de par, netamente superior en el turbodiésel. En marzo llegan estas dos variantes, pero la gama se completará a lo largo del año con otros propulsores de cuatro y seis cilindros.