Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

BMW X5 3.0d xDrive frente a Volkswagen Touareg 3.0 TDI 4Motion: Personalidades opuestas

Enemigos sobre el papel y muy parecidos para la mayoría del público, X5 y Touareg tienen muchos puntos en común pero sus caracteres son muy, muy distintos...

El Touareg puede variar su altura gracias a la suspensión neumática, que cuesta 3.660 euros. El X5, por su parte, tiene la posibilidad de añadir dos plazas 'auxiliares' –siete en total– por 2.350 euros.

Aunque no pertenece a una marca premium con pedigree, el Volkswagen Touareg ha conseguido labrarse una imagen de sofisticación y lujo bien merecida gracias a su tecnología, calidad y eficacia. Frente a él un clásico de los SUV de lujo que está en su tercera generación: el BMW X5.

Los dos ofrecen imagen, calidad, sofisticación, seguridad y habitáculos amplios, en el caso del X5 con la alternativa de transportar hasta siete pasajeros gracias a los dos asientos plegables en el piso del maletero. Afortunadamente ambos ofrecen la posibilidad de llevar rueda de repuesto de emergencia –opcional–, incluso en el caso del BMW con los siete asientos. Si se utilizan las siete, las dos últimas son sólo utilizables por niños y el maletero queda reducido a poco más de 100 litros.

Sin downsizing, por favor
En este segmento se imponen los motores Diesel de seis cilindros, en línea en el BMW y V6 en el VW, dos propulsores que, a pesar de su elevada potencia, sorprenden por su bajo consumo si se conduce con algo de mimo. En este aspecto destaca especialmente el BMW, tanto por una sonoridad menor como por unos registros algo más bajos que los de su rival.

El cambio automático de ocho relaciones es de serie en los dos, un elemento que ya casi se ha impuesto en esta categoría. Los desarrollos de las dos cajas son muy parecidos pero la diferencia de consumo viene dada por el peso, casi 200 kilogramos más en el todoterrenero Touareg.

Transmisión, la diferencia
El BMW recurre a un embrague central multidisco para el reparto de fuerza entre los dos ejes, sin posibilidad de que el conductor pueda bloquearlo. El Volkwagen utiliza un eficaz diferencial central mecánico Torsen, bloqueable por el conductor y que dentro del paquete Terrain Tech incluye el bloqueo del diferencial trasero y la reductora. Para rematar las diferencias el Touareg monta la suspensión neumática opcional, con cinco niveles de altura –también controlable desde el maletero para bajar el borde carga–, mientras que el X5 sólo equipa muelles neumáticos en el eje trasero para mantener la horizontalidad sin posibilidad de regular la altura.

El VW es un todoterreno de verdad frente al X5, un SUV de asfalto

En asfalto adherente todo es perfecto y BMW y VW ofrecen un agarre extraordinario, hasta el punto de hacernos olvidar que conducimos coches de más de 4,80 metros de largo y dos toneladas de peso. Giran con una precisión absoluta, con unos contenidos balanceos y un nivel de seguridad y comodidad sorprendente.

El conductor elige
Si salimos de la calzada, la supremacía del Touareg es indiscutible gracias a su reductora, los bloqueos y la altura libre que puede alcanzar la suspensión neumática, a pesar de que iba calzado con unos poco adecuados neumáticos en perfil 45 sobre llantas de 20 pulgadas. En este terreno el X5 poco hace, ya que sólo cuenta con un control de descenso de pendientes.

La electrónica permite que se puedan elegir varios modos de conducción, cuatro en el X5 –Eco, Comfort, Sport y Sport Pro, siendo recomendables los intermedios–, pero en el Touareg podemos seleccionar hasta tres niveles de dureza para los amortiguadores y las diferentes alturas de la suspensión.

Los dos son vehículos tremendamente cómodos y sorprende más el X5 porque en sus anteriores generaciones era algo seco de suspensión. Ahora mima a los ocupantes sin sacrificar su comportamiento incluso en los modos Sport, en los que los amortiguadores se tornan algo más duros, con una excelente agilidad y una dirección precisa aunque con tres vueltas entre topes es algo más lenta que la del Touareg –2,7–, pero consigue un diámetro de giro algo mejor. 

Precios de auténtico lujo
Aunque en la ficha puede parecer que el BMW es bastante más barato que el VW hay que aclarar que el X5 se comercializa en un único acabado al que se añaden opciones, mientras que el Touareg es la variante Premium, con muchos elementos de serie que hay que pagar aparte en el BMW, como navegador, cuero o faros adaptativos. Con todos los extras, nuestro X5 superaba los 92.000 euros, mientras que el Touareg, con reductora y suspensión neumática, se quedaba en 89.900 euros.

Precio, equipamiento y ficha técnica del BMW X5 3.0 xDrive 258CV

Precio, equipamiento y ficha técnica del Volkswagen Touareg 3.0 TDI 4Motion 262CV