Suzuki-jimny-2019-1600-01
Suzuki Jimny 2019: Mismo concepto, nueva genética
Redbull
Oficial: Red Bull llevará motores Honda las próximas dos temporadas
Collage le mans 2018-2
Las mejores imágenes de las 24 horas de Le Mans
Fittipaldi
Fittipaldi: “Me encanta Hamilton, pero Fernando es el mejor”
Nissan-gtr-police-japan-01
El Nissan GT-R de la policía japonesa es el nuevo supercar al servicio de la ley

Prueba Mazda6 2.2 Skyactiv-D: Ajeno a las modas

La berlina de Mazda incluye en esta versión ligeros cambios que no hacen sino renovar sus argumentos como vehículo viajero por excelencia. Nos ponemos al volante de la variante llamada a acaparar mayores ventas.

2017-mazda6 sedan action 05

El Mazda6 se ha sometido a un ligero restyling por segundo año consecutivo, que no ha hecho sino afianzar sus argumentos como una de las berlinas de referencia si lo que buscamos es un vehículo práctico con el que recorrer muchos kilómetros y que huye de las modas actuales que se traducen en optar por un SUV independientemente de las necesidades que pueda tener cada comprador.  

La apareciendo exterior del Mazda6 apenas ha variado en los últimos años, dado que esta última actualización se ha centrado en mejorar el equipamiento y algunos detalles del interior, que como veremos en esta prueba le han sentado francamente bien y han subsanados algunas lagunas del modelo precedente.  

La versión probada corresponde al acabado Luxury Premium, adosado a la motorización 2.2 Diesel de 150 caballos sin duda la mas recomendable si tenemos previsto recorrer bastantes kilómetros al año. Por encima hay una variante de 175 caballos que si bien lógicamente aporta prestaciones superiores, para el conductor medio no es en absoluto necesario este incremento, dado que además por precio se sitúa por encima de los 30.000 euros, mientras que podemos tener un Mazda6 2.2 Skyactiv-D de 150 caballos desde poco más de 26.000 –precio oficial de tarifa–. 

La versión probada corresponde al acabado Luxury Premium y motor 2.2 Diesel de 150 caballos, sin duda la mas recomendable si tenemos previsto recorrer bastantes kilómetros al año.

Efectivamente, la denominación Skyactiv es común a todas las motorizaciones del 6. Skyactiv–g –gasolina o Skyactiv–D para los Diesel. ¿Qué significa esta terminología? Básicamente hace referencia a optimizar el ahorro de combustible en relación con las prestaciones, mediante una serie de medidas que afectan desde al motor, hasta el chasis, carrocería y transmisión. No vamos a profundizar en explicar punto por punto esta tecnología, sino en comprobar como afecta al comportamiento del Mazda6.

Nada más sentarnos al volante se aprecia un puesto de conducción bastante ergonómico y mejorado con respecto al modelo precedente que pecaba de algunas lagunas como por ejemplo una pantalla multimedia excesivamente pequeña y colocada ‘lejos’ del conductor o un volante multifunciíon menos intuitivo que el actual. El salpicadero es nuevo y su diseño permite una mejor visibilidad frontal. 

En el Mazda6 el conductor se siente plenamente integrado al volante. La instrumentación puede resultar sobria, pero es muy clara y legible y con un vistazo rápido controlamos los principales parámetros del motor: velocidad, revoluciones, combustible, etc. Además contamos con un Head Up Display que se regula a la vista del conductor. Es muy útil y es una de las mejoras que ha introducido el último restyling. 

La instrumentación puede resultar sobria, pero es muy clara y legible; con un vistazo rápido controlamos los principales parámetros que afectan a la conducción. 

Asimismo, el habitáculo es bastante amplio, hay buenos ajustes y una calidad agradable al tacto y a la vista. Las plazas traseras son amplias, aunque el maletero no es de los más grandes del segmento con 480 litros, pero hay una versión familiar que eleva este registro hasta los 522. 

Nada más arrancar comprobamos que el aislamiento interior ha mejorado. El motor Diesel 2.2 tiene una respuesta agradable y contundente desde bajas revoluciones si bien hay que aclarar que nuestra unidad de pruebas montaba cambio automático opcional –más de 2.000 euros extra– que ofrece un tacto de utilización bastante suave, pero dado el excelente comportamiento que ofrece el cambio manual es una opción que desde luego no resulta para nada imprescindible. 

Desde el punto de vista dinámico, el Mazda6 es toda una referencia y a pesar de sus dimensiones –4,86 metros– tiene un comportamiento bastante ágil. 

El motor es un 2.2 que huye de las tendencias actuales del downsizing y tiene una cilindrada superior a la de su rivales, lo que permite una mejor cifra de par y unas recuperaciones muy agradables a pesar de un desarrollo largo del cambio si bien es posible elevar el régimen hasta las 5.000 revoluciones en caso de necesidad.   

Este bloque 2.2 ofrece una entrada de potencia bastante lineal y permite una utilización muy aprovechable en una amplio rango de resoluciones con una entrada en medios contundente por ejemplo para realizar adelantamientos. En definitiva las prestaciones que ofrece el Mazda6 con esta motorización son más que suficientes para el conductor medio.

Dinámicamente el Mazda6 es toda una referencia. A pesar de sus dimensiones –4,86 metros– tiene un comportamiento bastante ágil gracias en parte a un peso bastante ajustado –1.425 kilos– a lo que se añade una dirección bastante precisa y una suspensión –McPherson Delante y multibrazo detrás– con un buen equilibro entre confort y firmeza, aunque no hay posibilidad de contar con un sistema regulable como sí tienen algunos de sus rivales –por ejemplo el Passat–. En este apartado hay que señalar que nuestra unidad de pruebas contaba con unas llantas de 19 pulgadas y neumáticos con perfil 45. 

Si optamos por viajes por autopista a una velocidad sostenida podemos conseguir un consumo medio sensiblemente inferior a los seis litros, aunque en este apartado el cambio automático penaliza y provoca un consumo levemente superior a la versión manual. En definitiva el Mazda6 ofrece un buen equilibreio entre confort y deportividad acompañada de un cierto empaque y presencia muy útil en este segmento.