Aston martin valkyrie engine (1)
Aston Martin muestra nuevas imágenes del V12 del Valkyrie… y confirma que alcanza 11.100 rpm
Gettyimages-689538156
Rick Mears lo tiene claro: “Alonso se sube a cualquier coche y va rápido”
Peaje autopistas rebaja
El Gobierno rebaja un 30% el precio en el peaje de las 9 autopistas rescatadas
One-plus-mclaren-01
McLaren y OnePlus se unen para crear el smartphone más rápido del planeta
Tarraco led
¿Cómo funcionan y qué ventajas aportan los faros led? Te lo explicamos

Probamos el Kia e-Niro: Seguramente, el eléctrico que esperabas

El crossover que introdujo a Kia de lleno en la era de la electrificación regresa a escena con su variante definitiva, la denominada e-Niro que con un único motor eléctrico y una batería de 64 kWh, es capaz de ofrecer hasta 204 caballos de potencia y 455 kilómetros de autonomía. ¡Ya lo hemos conducido!

Kia-e-niro-dinamica-03

A finales de este mismo año en algunos mercados europeos y en mayo del que viene en España, la marca coreana añadirá a su gama el Kia e-Niro, la variante 100% eléctrica de su popular SUV compacto y quizá, el eléctrico que llevas tiempo esperando. Lo digo fundamentalmente porque en poco más de dos años este modelo, disponible únicamente como híbrido hasta la fecha –variante plug-in incluida–, ha superado las 250.000 unidades vendidas, 82.000 de las cuales se han quedado en nuestro mercado. Pero no sólo por eso.

Parece claro que este modelo del gusto europeo y de hecho, nuestro encontronazo con la caravana de e-Niro que Kia dispuso en el aeropuerto de Niza a nuestra llegada, nos resultó de lo más familiar. En lugar del habitual eléctrico de estética futurista y prestaciones pretenciosas nos encontramos con el mismo crossover por el que se han decantado muchos de nuestros conocidos, pero bajo esta ‘inofensiva’ armadura, este modelo escondía un sistema de propulsión totalmente eléctrico y de nuevo desarrollo capaz de alcanzar los 204 caballos de potencia y todo ello garantizando nada menos que 455 kilómetros de autonomía en ciclo homologado, aunque todavía más interesante es que en uso urbano esta cifra supera los 600.

A decir verdad, y fijándonos con un poco más de detalle, lo cierto es que esta versión incluía también una serie de distintivos en otra época reservados para las versiones más deportivas de cada modelo y que en este caso, no podían venir al caso. La parrilla frontal carenada, que esconde el enchufe en su lado derecho, las llantas de 17 pulgadas y diseño exclusivo, los detalles color azul que visten tanto los parachoques delanteros como los traseros o el logotipo ‘ECO electric’ trataban de advertirnos de que no estábamos ante un Niro cualquiera pero no fue suficiente; tuvo que ser una de las monitoras la que se dirigiera a nosotros antes de emprender la marcha para contarnos que era imprescindible recibir una breve explicación sobre el funcionamiento del coche antes de ponernos en marcha. Dicho y hecho.

Entre las novedades más importantes y también las más estimulantes de cuantas afectan al funcionamiento de este Kia Niro 100% eléctrico son sin duda sus modos de conducción. El control Drive Select permite elegir entre cuatro: sport, normal, eco y eco+, este último con una velocidad limitada a 90 km/h, sin climatización y una capacidad mayor para regenerar energía que te permitirán acercarte a su autonomía homologada con más facilidad de la que esperas, pero más allá de eso, resultan fundamentales las levas del volante que permiten aumentar la capacidad de retención del sistema eléctrico o disminuirla en función de las necesidades y criterio del conductor. El sistema permite fijar tres niveles del que más frena al vehículo y más retiene al que menos pasando por un interesante nivel medio. Pero lo mejor es que si recurrimos a estas levas en cualquier momento podemos interferir en su funcionamiento de forma fácil e inmediata. De la misma forma, otro detalle muy satisfactorio es que el navegador muestra en todo momento el radio de acción en el que ponemos movernos en función de la carga de la batería.

Así, durante nuestros primeros kilómetros nos sorprende tanto la capacidad de aceleración del propulsor de 204 caballos y 395 Nm de par, como la de frenada, pues al invertirse es capaz de detener el vehículo por completo si mantenemos la leva izquierda del volante pulsada. Unos minutos bastan para cogerle el punto y olvidarnos prácticamente del freno mecánico, el del pedal derecho de toda la vida. Cada vez que restamos velocidad a nuestro vehículo con el sistema eléctrico aumentamos su autonomía. La clave es un buen sistema regenerador de energía pero también el nuevo paquete de baterías de 64 kWh.

El Kia e-Niro pasa de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos aunque llama aún más la atención su paso de 0 a 60 y su capacidad de frenada.

Con esta batería, disponible sólo en la versión más potente –la única que hemos podido probar hasta la fecha–, el nuevo crossover eléctrico de Kia es realmente rápido y requiere de la intervención de sus asistentes electrónicos para no perder rueda en las aceleraciones más fuertes, especialmente en curva. Es verdad que el control de tracción interviene con tanta sutileza como premura evitando que este efecto sea nocivo, pero si lo desactivas descubrirás un coche de carácter más indómito que el de cualquier tracción delantera, incluidos los GTI.

Es importante remarcar que el e-Niro llegará a nuestro mercado con otra variante menos potente y también de menor alcance, la que emplea unas baterías de 39,2 kWh y un motor de 136 caballos, aunque es importante destacar que el par de éste sigue siendo de 395 Nm y que está capacitada para pasar de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos. Eso sí, la autonomía se limita a cambio a los 289 kilómetros.

Más allá de las peculiaridades propias de su mecánica, el comportamiento general del bastidor es elogiable, pues cuenta con una suspensión independiente en ambos ejes así como con un conjunto de muelles y amortiguadores capaces de garantizar una buena sujeción de la carrocería en curvas de todo tipo y a la vez, lograr filtrar la mayoría de irregularidades del terreno. El confort se ve reforzado también por un aislamiento acústico apropiado y por la ausencia de ‘grillos’ en un habitáculo que no sólo lo parece, está bien rematado y es suficientemente amplio para un uso familiar.

El maletero, de 451 litros, es más grande que el de los Niro híbridos, una ventaja muy a tener en cuenta en un coche de este tipo.

Respecto al equipamiento, el e-Niro llega con todos los asistentes a la conducción que ha introducido Kia en sus últimos modelos, tales como las alertas por colisión frontal, desvío involuntario de carril o vehículos en el ángulo muerto, pero también puede añadir un control de velocidad crucero adaptativo con mantenimiento de carril que le ha permitido a este modelo alcanzar el nivel 2 de conducción autónoma y es que con este sistema es capaz de detenerse por completo siguiendo al coche precedente y reiniciar la marcha sin la intervención del conductor.

La garantía de los Niro eléctricos es de 7 años o 150.000 kilómetros, como en el resto de los modelos de la marca, pero que nadie espere un precio igual de terrenal sobre todo sin las esperadas ayudas a la compra de vehículos realmente ecológicos como éste por parte del gobierno. A los concesionarios españoles llegará en mayo y si no hay novedades al respecto, rondará los 40.000 euros.