Bmw-x2-video-portada
Prueba BMW X2 SDrive 20i: ¿Postureo o extra de deportividad?
Alonso q francia 2018 1
Alonso, eliminado en la Q1: “He sido dos décimas mejor que mi compañero”
Cq5dam.resized.img.1680.large.time1529678558328
BMW M2 Competition Germany Edition: Tributo nacional
Sut french grand p 1630958
Sainz, el mejor del resto con un 7º: “En los Libres no nos veíamos en Q3”
434548
La subasta de este Ferrari 250 GTO de 1962 puede quedar para la historia

Mercedes Marco Polo VS. Volkswagen California: El auténtico todo incluido

El movimiento ‘camper’ gana adeptos y cada vez más fabricantes ofrecen alternativas para viajar con la casa a cuestas más eficaces. Mercedes Marco Polo y Volkswagen California son las reinas de esta categoría y las hemos enfrentado cara a cara, ¿vienes de excursión?

 

Rp-california-301017 53335

Hay que remontarse a los años 60 del siglo pasado para hablar de los primeros ‘aventureros’ que se echaron a la carretera provistos de todo lo necesario para comer, dormir y, si me apuras, vivir en su propio vehículo. Su excusa fue la de buscar la libertad y no depender de nada ni de nadie para conocer el mundo. Con este anhelo, modificaron sus vetustas furgonetas y dieron pie al nacimiento de la cultura ‘camper’. Varias décadas después, son miles las personas afines a este estilo de vida, pero ya no podemos hablar de furgonetas, sino de auténticas casas rodantes que permiten viajar con todo tipo de lujos y comodidades.

En los albores de esta corriente, VW se convirtió en la referencia con las T1 y T2 y ahora lo sigue siendo con la California, basada en la sexta generación del modelo alemán, denominado T6. Pero el fabricante de Wolfsburgo ha dejado de estar solo y a la California –desde 54.910 euros– le ha surgido un duro rival llamado Mercedes Marco Polo desde 59.235 euros–.

En busca de aventuras

En este caso, la base viene dada por el Clase V y, de igual manera que la VW, añade el equipamiento necesario para salir de viaje sin necesidad de pisar un hotel. Gracias a los potentes motores turbodiésel –190 caballos en el caso de la Mercedes y 204 caballos en la Volkswagen– que esconden bajo el capó, podrás llegar a cualquier parte. En ningún caso podemos hablar de prestaciones excepcionales, al fin y al cabo ambas superan con creces las dos toneladas de peso, pero se desenvuelven con suficiente soltura como para sobrepasar los límites legales de la autovía si te descuidas.

De cualquier forma, el dinamismo no es su punto fuerte –ni lo pretenden– y lo que importa es el apartado práctico, por lo que la mejor decisión es abandonar la autopista para adentrarnos en una carretera secundaria y ‘perdernos’.

El único inconveniente será buscar un lugar tranquilo donde poder estacionar. Sus dimensiones les permiten aparcar en prácticamente cualquier aparcamiento, pero la verdadera magia se encuentra en dormir ‘al aire libre’ y lo cierto es que cuentan con todo lo necesario para pernoctar incluso en medio del campo.

La opción de pintura bicolor para la California cuesta 1.950 euros. El paquete AMG Line de la Marco Polo que probamos asciende a 4.006 euros

El sistema de calefacción independiente se encargará de aclimatar el habitáculo en pocos minutos en las noches más frías y, gracias a la cocina de gas y al fregadero, cocinarás y lavarás los platos para guardarlos en uno de los múltiples armarios después de almorzar. Tampoco deberás preocuparte por mantener frescos los alimentos o las bebidas. Marco Polo y California cuentan con neveras refrigeradas lo suficientemente amplias como para guardar la comida de varios días.

Pero no todo es comer y dormir, de vez en cuando también conviene relajarse y, después de una buena caminata por el bosque o de practicar tu deporte favorito, nunca viene mal una charla entre amigos o una simple pausa para leer el último libro que te han recomendado. Si lo deseas, podrás convertir el interior de nuestras protagonistas en una sala de reuniones; sólo tendrás que desplegar la mesa central y girar las butacas frontales para enfrentarlas a la banqueta de asientos posterior.

Si prefieres tomar el aire, basta con abrir la puerta corredera –de forma eléctrica a través de un botón– y sentarte en una de las sillas plegables que ambas incluyen en el maletero. Dependiendo del lugar donde te encuentres, el sol puede resultar molesto, pero gracias a los toldos incorporados en el lateral de cada vehículo, seguirás devorando páginas mientras te acaricia la brisa del mar, o de la montaña.

Los techos desplegables esconden cómodas camas para dos personas con colchones de espuma. Las luces de lectura van incluidas y son led

Resumir el equipamiento de nuestras protagonistas es una tarea complicada. Las unidades probadas cuentan con suelo de madera de estilo naútico, tapicerías de cuero, luces led repartidas por todo el habitáculo, ventanas correderas, neveras refrigeradas, depósitos de agua limpia y aguas sucias, toldos, cocinas de gas y ¡hasta ducha!

Lo cierto es que Mercedes y Volkswagen han pensado en todo y sólo echamos de menos un baño para que a nuestras escapadas no les falte absolutamente de nada. Hace 60 años hubiera sido imposible alcanzar semejante nivel de practicidad dentro de un espacio tan reducido, pero las aventuras no están reñidas con el progreso y, aunque la esencia de las primeras furgonetas ‘camperizadas’ sigue implícita en la California y en la Marco Polo, se agradece todo el arsenal de comodidades que hace de ambos modelos una verdadera casa rodante.

Por la vuelta a tu vivienda habitual no te preocupes, las ayudas a la conducción más avanzadas velarán por ti y por los demás pasajeros en todo momento. Nunca había sido tan fácil salir de excursión.