Tramontana-r-en-venta-01
Este Tramontana R está en venta y su precio es puro orgullo patrio
Renault atras coche 2018 1
Renault introducirá un suelo nuevo en Bélgica
Alonso
Alonso admite la posibilidad de realizar un test de IndyCar
Wec
Horarios y cómo ver las 6 horas de Silverstone: Alonso y Toyota vuelven a la carga
2019 golf r ginster yellow-large-8617
Volkswagen ofrece ¡40 colores! para personalizar el Golf R ¿Cuál eliges?

Probamos los primeros Tesla Model S y Model X que llegan a España: ¡Vaya revolución!

Tesla aterriza de forma oficial en nuestro país con un ambicioso proyecto de expansión que incluye la apertura de tiendas propias en Madrid y Barcelona, en las que venderán sus dos productos estrella: el Model S y el Model X.

Las primeras tiendas abren a mediados de 2017 en Barcelona y Madrid. Por el momento, si necesitas una revisión o similar, Tesla mandará el mecánico a donde tú elijas. La recarga será gratuita para las entregas anteriores a abril de 2017.

Es sorprendente la cantidad de gente que aprovecha cualquier semáforo para preguntarnos por los coches que estamos conduciendo. En pleno Paseo de la Castellana hemos tenido que bajar la ventanilla ¡tres veces! Podríamos entender el interés si llevásemos un Rolls-Royce, un Bentley o un Ferrari, pero los Tesla Model S y Model X son tan espectaculares y exóticos en la ‘jungla del asfalto’ madrileño que nadie quiere perder la oportunidad de saber qué hacen estos dos eléctricos por aquí. A pesar de sus matrículas galas, son las dos primeras unidades que oficialmente pisan suelo español ya que Tesla aterrizará en la península durante 2017, como bien nos explicaron sus responsables. A pesar de esta buenísima noticia, hay conductores que no han podido esperar a que la compañía que dirige el visionario Elon Musk se instale aquí y ya conducen sus Tesla importados directamente desde países como Francia u Holanda.

No hay nada igual


Los Tesla son turismos avanzados en todos los sentidos, no sólo por ser automóviles eléctricos con autonomías que superan los 500 kilómetros en el caso de las versiones P100D, las más lujosas y potentes –542 kilómetros en el Model X y 613 en el Model S–, sino que sus detalles los hacen más exclusivos frente a otros fabricantes de gama alta. Para que te hagas una idea, en el X, para cerrar la puerta del conductor basta con pisar el pedal del freno a fondo aunque se puede usar el tirador de la misma si queremos hacerlo a lo tradicional. Otra curiosidad es que los dos eléctricos se arrancan automáticamente cada vez que accedemos a sus respectivos habitáculos sin necesidad de pulsar ningún botón y se apagan y bloquean cuando nos alejamos unos metros. Y tampoco hay freno de mano, ni siquiera de pie.

Los interiores de ambos son calcados y pequeños detalles de configuración los diferencian como la posibilidad de elevar la suspensión en el Model X para convertirse en un aparente SUV o el plegado de los asientos de la tercera fila, acciones que se realizan a través de la pantalla central táctil de 17 pulgadas, que ocupa la consola central. A través de ella configuramos otros parámetros como el dinamismo de los dos Model para tener más o menos potencia bajo el pedal del acelerador, lo que afecta a la autonomía, así como regular la capacidad de regeneración de los frenos. Funciones disponibles adicionales son la navegación a través deGoogle Maps o la reproducción de música con la aplicación Spotify Premium, lo que exige tener una buena tarifa de datos para estar conectados a internet permanentemente. En líneas generales nos resulta práctica, muy intuitiva de manejar y bien visible incluso con sol.

La otra pantalla disponible, que hace de cuadro de mandos, nos informa de la velocidad, del estado de carga de las baterías–que van colocadas a lo largo del piso– e, incluso, es capaz de representar con animaciones al resto de vehículos que circulan por nuestro alrededor, ya sean coches, motos o camiones, algo posible debido a los múltiples radares y cámaras instalados en la carrocería, una serie de instrumentos necesarios para que Autopilot funcione. Precisamente durante nuestra ruta por Madrid tuvimos oportunidad de activar este sistema que permite que el coche tome los mandos para llevarnos de forma autónoma. Basta con tirar dos veces de la palanca del control de velocidad de crucero, de origen Mercedes, para que Autopilot se active. El lector de señales se encarga de adecuar la velocidad de circulación a la fijada para cada tramo manteniendo constante la separación con el coche de delante. Incluso accionando el intermitente, los Tesla son capaces de cambiar de carril, como lo hace actualmente el Clase E.

El siguiente paso


Si todos estos gadgets nos sorprenden, en marcha los Tesla más potentes como los que tenemos entre manos corren casi como un LaFerrari de más de un millón de euros, algo de lo que da cuenta nuestro cuello, que tenemos que tensar para no llevar un collarín por culpa del latigazo cervical que supone cada estrujón al acelerador. A eso se le añade una estabilidad sobresaliente para los pesos que tienen ambos ‘bichos’, de más de dos toneladas y que parecen menos, a costa eso sí de que el control de estabilidad trabaje más de la cuenta.

Después de conducir los Model S y Model X entendemos el fenómeno fan, sólo comparable al de Apple. De hecho, el Model 3, el tercer integrante de la familia Tesla y del que aún se sabe poco, ya tiene miles de reservas a nivel mundial, incluido España, previo desembolso inicial de 1.000 dólares, una pasión tecnológica que por fin se traslada a los coches, algo que nos gusta…

Al habla con los responsables de Tesla en España y Europa…


Como el propio responsable de la marca para España y Portugal, Jorge Milburg–izquierda– nos confirmó, la llegada de la firma a nuestro parís supone un “paso apasionante para ellos”, pues estamos ante el que se prevé que sea uno de los mayores mercados de Tesla en Europa. Pese a no querer confirmamos la cifra exacta, nos desveló que están realmente “desbordados” por los miles de contactos que han recibido hasta el momento desde potenciales clientes en nuestro país, una demanda que irán cubriendo de forma progresiva con pruebas de conducción personalizada a los posibles compradores.

Por su parte Willem Haitink, vicepresidente de Tesla para Europa, Oriente Medio y África –derecha–, quiso dejarnos claro dos aspectos; por un lado que el coste por combustible en un Tesla “siempre será más barato que en un coche convencional” y que la red de cargadores de la marca está en constante “evolución”, disponiendo ya de 34 supercargadores distribuidos en siete estaciones y de 50 puntos de carga convencional. Hasta mediados de 2017 no habrá físicas en España –Madrid y Barcelona–, por lo que de momento las operaciones se cerrarán a través de la web y en hoteles de lujo, que además contarán con supercharge.
¿Y qué pasa con los cargadores?
 En Tesla han analizado que el 95% de las recargas tienen lugar en los domicilios; en un enchufe normal tendremos 150 kilómetros de autonomía tras toda la noche ‘conectados’. En paralelo la red actual en España tiene 34 supercargadores en siete estaciones, que pueden recargar el 50% de la batería en 20 minutos y un número creciente de destination charger, que en cuatro horas dejan nuestra batería hasta los topes, éstos últimos están fundamentalmente en hoteles de lujo.

Algo más de sensaciones…


El elevado peso del Model S –tiene casi los mismos kilos que un Range Rover Sport TDV6–, el bajo centro de gravedad, un reparto de masas casi idéntico entre los dos ejes y la tracción total hacen que su comportamiento sea extraordinariamente neutro. Es casi imposible hacer que el morro o la trasera se muevan por mucho que se fuerce la trayectoria o que dejemos de acelerar en pleno apoyo; increíble. Mientras, los 5,03 metros de largo, 2,07 de ancho y 1,68 de alto han permitido que el Model X tenga posibilidad de alojar hasta siete personas. El accionamiento de las puertas traseras, llamadas Falcon Wings, se realiza de forma automática gracias a unos pequeños motores colocados en el techo, operación para la que se necesitan unos 10 segundos. La suspensión neumática permite que la altura al suelo varíe 7,4 centímetros por si se desea circular con él por pistas.