Reventon rueda
Hincha demasiado un neumático de su coche… y esto es lo que ocurre
Sut russian grand  1677754
Luz verde a las llantas de la polémica de Mercedes
Ssangyong-rodius-2018
SsangYong Rodius 2018: puesta al día para todo un veterano
Sut barcelona f1 t 1604766
Los test de pretemporada de Fórmula 1 ya tienen fecha y lugar
Etiquetado combustible anfac
7 claves sobre el nuevo etiquetado de combustibles

Renault Koleos VS. Nissan X-Trail 2.0 dCi 4x4: Lazos familiares

Renault aprovecha su alianza con Nissan para lanzar un nuevo Koleos, desarrollado sobre la base del X-Trail. Y para que su 'primo' no lo tenga tan fácil, el japonés estrena una pequeña pero importante evolución…

Renault Koleos Nissan XTrail

Siempre hay una excepción que confirma la regla, incluso para dichos populares como el de “segundas partes nunca son buenas”. La nueva generación del Koleos, la segunda por si quedaban dudas, es el mejor exponente de esto debido a la evolución sufrida en los acabados, la calidad de rodadura y la habitabilidad. Aunque si hay algo que destaca por encima de todo es el diseño, rompedor respecto al que lucía el anterior. La imagen del primer Koleos era demasiado impersonal, alejada incluso del patrón seguido por otros coches de la marca francesa, con pocos detalles identificativos salvo el gran rombo en el frontal, la botonera… y poco más. Conviene recordar que este vehículo se ha vendido en países asiáticos bajo la marca Samsung y la denominación QM5.

Ahora, el Koleos, conocido asimismo como QM6 en India o Corea, es un SUV al gusto europeo, que entra por los ojos de inmediato gracias a unas formas realmente atractivas y bien identificadas con productos como Mégane o Talisman, con los que comparte faros, pilotos y sistema multimedia. El espacio interior es interesante para una familia media española, ya que el maletero cubica 498 litros y detrás se pueden acomodar perfectamente dos adolescentes, quienes pueden dejar de dar la ‘tabarra’ al distraerse en los viajes con sus smartphones perfectamente conectados a sendas tomas USB; lástima que no haya posibilidad de Wi-Fi a bordo, al menos de momento…

Estas características son muy similares a las que hemos visto en el X-Trail de Nissan, todocamino con el que el Koleos comparte plataforma y componentes electrónicos. Los beneficios de la alianza entre ambas compañías están a la orden del día e, incluso, van un paso más allá con terceros, ya que la japonesa también ha puesto a disposición de Mercedes el pickup Navara para que, desde Alemania, hagan su particular interpretación de vehículo campero. El resultado es el Clase X, que utiliza los motores, las transmisiones 4x2 y 4x4 y toda la tecnología de Nissan en las versiones asequibles 220 d –163 caballos– y 250 d –190 caballos–.

En ambos, el 'pero' es el mismo: el cambio de variador continuo

Personalidades propias
Las semejanzas están ahí pero, afortunadamente, cada fabricante ha decidido posicionar su todocamino de forma diferente. El Koleos, con este acabado Initiale Paris, apunta más a SUV premium de la talla del recién lanzado Volvo XC60 o el Jaguar F-Pace. Y no sólo por presentación o ayudas a la conducción, sino por materiales empleados en la fabricación, como el cuero, verdadero protagonista de puertas para dentro. Pero no todo va a ser lujo y el lado funcional está cubierto con las numerosas y prácticas guanteras al alcance de cualquier pasajero. Destaca asimismo la posición de conducción, más todoterreno que la que hemos percibido en el Nissan, por el propio puesto de mandos y por unos asientos que están unos centímetros sobreelevados.

El X-Trail, en cambio, es más ‘de andar por casa’ al rebajar las pretensiones con las que quiere competir. Frente a su rival, es capaz de acomodar hasta siete ocupantes por 400 euros adicionales, que es lo que cuesta la tercera fila, y el nivel de terminación es más discreto a pesar de tener detalles exclusivos como el cuero incrustado en la consola central, una de las mejoras percibidas en el restyling de este Nissan que ya está a la venta en los concesionarios de la firma. Y comparado con el Qashqai, que sí ha estrenado una evolución más importante con mejoras incluso dinámicas, el X-Trail se ‘contenta’ con un volante más deportivo y funcional y otra serie de elementos decorativos presentes tanto en el exterior del SUV como dentro.

Ruteros sin fronteras
En carretera volvemos a tener la misma percepción de semejanza, aunque con matices. El Koleos resulta algo más silencioso en aceleración y el X-Trail parece tener una respuesta más viva al acelerador. Las direcciones tienen idéntico radio de giro y vueltas entre topes, mientras que las suspensiones son algo cómodas y si se comparan con las de un Skoda Kodiaq, resultan hasta ‘blandas’ notándose de inmediato cierto balanceo en curva rápida. Los parecidos también son evidentes en las tracciones integrales.

En circunstancias normales, cuando seleccionamos los modos automáticos, tanto Nissan como Renault envían constantemente un 10 ó un 15% del par a las ruedas traseras para garantizar la motricidad ya que, en general, son bastante ‘morrones’. Otras funciones disponibles les permiten circular como si fuesen estrictos tracciones delanteras o activar un reparto del par del 50% entre ambos ejes, útil cuando salimos a circular por caminos ya que se desconecta por encima de 40 kilómetros/hora.

¿Y qué hay de los propulsores? En este caso, los dCi de 177 caballos nos parecen los más recomendables de sus respectivas gamas, pero en los dos nos topamos con una transmisión automática que no casa muy bien con la filosofía del motor turbodiésel. Se trata de un variador continuo lento en su actuación, obligando al motor a girar a unas 2.300 vueltas a 120 por hora. Resulta curioso que si engranamos las marchas manuales que vienen predefinidas en el X-Tronic –seis en total–, las revoluciones bajan a 2.000.

Renault ha decidido que su Koleos se venda únicamente como un cinco plazas

A tener en cuenta
Ni siquiera tirando de este recurso a través del pomo de la palanca, porque ambos carecen de levas, logramos que el consumo de carburante baje de 8,0 litros a los 100, siempre que practiquemos una conducción relajada. Evidentemente, el cambio automático perjudica la respuesta del dos litros revolucionándolo más de la cuenta, pero no es el único ‘pero’ encontrado en eficiencia. Hay que añadir el peso de cada SUV –próximo a las dos toneladas cuando se circula cargado–, el propio 4x4, una aerodinámica no tan cuidada como en un turismo al uso y unos neumáticos de tamaño exagerado para el día a día –225/55 R19–.

Aun así, Koleos y X-Trail nos convencen por sus buenas predisposiciones. Si prefieres la imagen, el Renault es la opción perfecta con esta terminación Initiale Paris; si buscas funcionalidad, el Nissan. Y, si puedes, opta por un cambio manual de seis marchas a costa de tener un nivel de equipamiento inferior; no te arrepentirás de la decisión salvo que prefieras la comodidad de un automático. Una lástima que la alianza Renault-Nissan no haya usado el eficaz y satisfactorio EDC de doble embrague, con el que no habría ninguna duda…

A favor:

- Nissan X-Trail dCi X-Tronic 4x4: Estética, habitabilidad interior.

- Renault Koleos dCi X-Tronic 4WD: Imagen, funcionalidad, tecnología.

En contra:

- Nissan X-Trail dCi X-Tronic 4x4: Consumo medio, Cambio automático

- Renault Koleos dCi X-Tronic 4WD: Consumo medio, Cambio automático