Bmw-2-active-tourer3
BMW deja de fabricar el Serie 2 Active Tourer
1017548297-lat-20190609- 2st1683
¿Y si la Scuderia Ferrari perdiese el patrocinio de Mission Winnow?
Amazon-motors
Amazon Motors te pone un coche de renting en tu casa ¡este verano!
Alonso
Fernando Alonso, Mercedes, Ferrari, y los enigmáticos viajes a Carolina del Norte
Gettyimages-589921920
Los grandes cruceros contaminan mucho más que los automóviles

Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

Es el Seat más costoso del momento, también el más exclusivo con sólo 300 unidades disponibles en España pero además, luce orgulloso el apellido Cupra R. Veamos si está a la altura del mismo.

Seat-leon-st-cupra-r-01

Los 53.495 euros que cuesta el Seat León ST Cupra R son muchos para tratarse de un modelo de la casa española, pero es que las cosas hace mucho tiempo que cambiaron en la misma. Si atendemos a su dotación, los euros empiezan a salir por todos los lados. Ofrece 300 caballos, tracción total, cambio automático de doble embrague y siete relaciones, amortiguadores adaptativos, un chasis con un ajuste específico y diferente al resto de los León Cupra y un equipamiento tan completo que la única opción –215 euros– es la pintura Gris Blackness que luce el de las fotografías y que solo 120 de las 300 unidades que se van a vender en España.

A simple vista ya queda claro que no se trata de un Seat 'normal' porque sus llantas de 19 pulgadas con el acabado en color cobre característico de Cupra, además de otros detalles de la carrocería e incluso la 'S' de Seat en este color ya marcan la diferencia. Las aplicaciones en fibra de carbono en los faldones laterales, el alerón trasero y los paragolpes dan el toque racing a la conseguida estética de este radical familiar.

Por dentro tenemos el salpicadero digital configurable, unos asientos tipo baquet tapizados en Alcantara a los que la única pega que se les puede poner es que no tienen banqueta regulable en longitud y resultan algo cortos en esta zona, un equipo de sonido Beats Audi de 340 watios, techo solar panorámico y los característico pespuntes en color cobre.

Pero la R también significa un chasis específico con 2 centímetros más de anchura de vía delante y 1,6 detrás, además de 2 grados de caída negativa en todas las ruedas, lo que se traduce en una mayor velocidad de paso por curva. También incorpora dirección progresiva, con una dureza que se ajusta en función de cada uno de los programas de conducción del Seat Drive Profile: Comfort, Sport Individual y Cupra. El motor 2.0 TSI es una auténtica delicia en todas sus variantes de potencia y en esta, más aún por el sonido que nos regala desde el mimo momento en que se pone en marcha. 

El Seat León ST Cupra R no es solo un coche para disfrutar a gran velocidad, es realmente agradable incluso en la conducción más tranquila porque ofrece un más que aceptable nivel de comodidad, a pesar de unas suspensiones firmes y unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 en medida 235/35. La tracción total y 4Drive y el cambio automático DSG de siete relaciones funcionan a la perfección para mantener el comportamiento más que deportivo de todo el conjunto. Es realmente difícil hacer que este Seat tenga un mal modo o no obedezca a la perfección la trayectoria que le marcamos con el volante.

Alcanzar los 100 kilómetros/hora en 4,9 segundos con un familiar es algo al alcance de muy pocos modelos.

Como ya hemos dicho el equipamiento va “a tope” en cuanto a elementos de seguridad y confort y la única opción es la pintura exclusiva para este modelo.

Si, 53.495 euros son muchos euros para un Seat, pero si tenemos en cuenta la diversión que ofrece, el intachable comportamiento de su chasis, las sensaciones verdaderamente deportivas con que nos obsequia sin necesidad de circular a alta velocidad y que cada caballo nos sale a 178,3 euros, la cosa empieza a cambiar si calculas a cuánto te ha salido el caballo de tu utilitario y qué equipamiento lleva en comparación con este León ST Cupra R. Mejor no hagas la cuenta.

A favor:

Prestaciones. Comportamiento. Funcionalidad. Facilidad de conducción.

En contra:

Asientos cortos de banqueta y con regulación manual.