Honda-CRV-2019
Al volante del Honda CR-V 2019: El guerrero está de vuelta
Alonso q alemania 2018 1
Alonso, 11º: “Salimos en la pole del grupo medio”
Collage tecnica alemania-2
Galería técnica del Gran Premio de Alemania: Parafina a litros
Gettyimages-1003033234
Sainz, 8º: “Hemos ido de menos a más”
Aceite-coche1
Cambio de aceite en el coche: ¿Cuál elegir?

Conducimos el Volkswagen T-Roc: SUV para todo

Lógico, razonable y muy capaz, el T-Roc nace como uno de los modelos más equilibrados de Volkswagen, pues lo mismo permite una utilización eminentemente urbana como realizar viajes y escapadas en familia. En este modelo la marca da prioridad a un elaborado programa de personalización que nos permite crear un T-Roc a la carta mecánica y estéticamente.

T-roc(3)

La llegada del Volkswagen T-Roc supone la aparición del cuarto modelo de la familia SUV de la marca. Se trata de un crossover compacto que con 4,23 metros de longitud, se posiciona a caballo entre el Tiguan y el T-Cross, que será un SUV urbano derivado del VW Polo con una longitud en torno a los cuatro metros y que llegará en 2019.

Una de las principales aportaciones del vehículo es el concepto de personalización, al tratarse del primer Volkswagen con innumerables combinaciones entre los once colores de carrocería disponibles con las cuatro tonalidades de techo y retrovisores, lo que junto a las diferentes opciones de interior disponibles arroja hasta 80 T-Roc distintos. Adicionalmente disponemos de 17 opciones de llanta, en media entre 17 y 19 pulgadas, aunque por el momento muchos de estos elementos no llegarán hasta meses después de su lanzamiento. En paralelo existirá un paquete deportivo R-Line que afecta a su estética y es posible que a medio plazo se incorpore otro off road.

Exteriormente el T Roc tiene un 'aire de familia' inconfundible, no es un mini Tiguan, pero nos recuerda de manera clara tanto a este modelo como a su hermano el Audi Q2, especialmente en la peculiar caída de la zona trasera.

En el interior abunda el plástico, aunque de buena calidad en general, con unos ajustes milimétricos y con la posibilidad de elegir las molduras del salpicadero en diferentes tonalidades. Además, sorprende tanto la gran pantalla de ocho pulgadas y el cuadro de relojes 100% digital, denominado Actve Info Display e incluido dentro del equipamiento opcional. Su funcionamiento es excelente y nos permite elegir entre varias vistas que dan prioridad a la navegación o a la información de viaje en función de nuestros gustos.

Quedamos también gratamente sorprendidos por la amplitud, uno de los logros más importantes del modelo. Un aprovechamiento de espacio notable que permite que su carrocería de 4,23 metros de largo de capacidad acoja a cuatro adultos sin el menor problema, con un maletero además líder de su categoría con 445 litros de capacidad para la variante con tracción delantera y de 392 en el 4Motion.

Mecánicamente el modelo recurre a la plataforma MQB de VW, que en este caso cuenta con el 100% de combinaciones ofrecidas por el grupo, con tres motores Diesel de 115, 150 y 190  caballos y tres gasolina de 115, 150 o 190. Adicionalmente a partir de 150 caballos podemos optar por cambio DSG, mientras que la tracción integral queda reservada para el 190 gasolina o Diesel y el 150 Diesel. Sin duda una de las gamas mecánicas más amplias del mercado, lo que unido a las opciones de personalización estética del coche hacen del T Roc uno de los coches más exclusivos e individuales del momento.

Durante nuestra toma de contacto en tierra portuguesa, allí es donde se fabrica, pudimos conducir las variantes 150 caballos tanto gasolina como Diesel, siempre combinado con cambio DSG. El resultado es óptimo en todos los casos, con un confort de rodadura y  una sensación de seguridad muy elevada. Es cierto que nos ha llamado la atención un puesto de conducción algo bajo, que no nos hace pensar que estamos al volante de un SUV, del mismo modo que la altura libre al suelo no es excesiva, aunque ambas cualidades son buenas aliadas en conducción dinámica.

En autopista pisa muy bien y la sonoridad es realmente reducida, un nivel de sensaciones parecidas a la de un VW Golf. En zonas viradas detectamos una suspensión muy eficaz, especialmente el tren trasero que es de tipo multibrazo a partir de 150 caballos. En todos los casos el coche tracciona francamente bien, lógico al contra con tracción integral 4Motion, aunque echamos en falta algo más de alegría de motor en regímenes de giro iniciales y medio en el caso del gasolina de 150 caballos, y eso que el cambio DSG una vez más nos demuestra ser un verdadero virtuoso.

Es en ciudad demuestra ser todo un aliado, con un elevado grado de agilidad que nos permite aparcar rápido y sobrepasar badenes o aceras con total comodidad.

El T-Roc estará disponible desde diciembre en tres niveles de acabado; Advance, Advance Style y Sport. En todos los casos el equipamiento es muy completo e incluye elementos de seguridad como el Front Assist, el Lane Assist y el Emergency Assist. En paralelo disponemos también del paquete R-Line. Las opciones gasolina y diésel de 115 caballos serán las primeras del catálogo y solo un mes después, llegarán las de 150 y posteriormente el diésel superior. El precio de partida es de 23.870 euros, si bien con descuentos se queda en 23.500.