Boxster s argentina
Aparca su Porsche en un paso de peatones, le ocurre esto y así reacciona su conductor
Gettyimages-1052612612
Vettel explica que han tenido que volver al coche de hace tres meses
Skoda-fabia combi scoutline-2019-1600-01
Skoda Fabia Combi Scout: Aventura en familia
Sut japanese grand 1542616
Las cuentas de Hamilton para ser campeón en México
Autopistas estudio
El uso del carril izquierdo, los intermitentes y otros ‘pecados’ de la circulación en autopista

Conducimos el Volkswagen Touareg 2018: Nada se le resiste

Es elegante, tecnológico y muy espacioso. Tiene un sorprendente aplomo en carretera y no le hace ascos a salir fuera del asfalto. Así es el nuevo Volkswagen Touareg, uno de los todocaminos más impresionantes que jamás hemos conducido…

Touareg-r-line

La tercera generación del Volkswagen Touareg apunta directamente a Range Rover. Siendo realistas, no sólo lo hace con la marca británica, sino también quiere ‘atacar’ a Porsche y Audi, firmas hermanas y cuyos representantes son técnicamente idénticos a este Touareg. Sí, porque el SUV de Volkswagen se fabrica sobre la plataforma MLB, la misma que utilizan Q7 y Cayenne. Precisamente, la arquitectura hace que el Touareg sea ocho centímetros más largo que su antecesor y casi uno más bajo. Y aunque presenta la misma distancia entre ejes que el modelo anterior, el habitáculo crece en todas las cotas, con un interior generoso, pensado más para cuatro pasajeros que para cinco, con espacio más que suficiente para que se acomoden adultos y dejen sus equipajes en el gigantesco maletero de 810 litros.

De puertas para adentro, si la habitabilidad es sobresaliente, lo que de verdad llama la atención es la gran pantalla central del sistema multimedia, con 15 pulgadas. Rápida, fácil de manejar, capaz de mostrar distintas informaciones a la vez como la navegación, la emisora de radio, el ordenador de a bordo… Viene de serie en la terminación R-Line, se asocia irremediablemente al cuadro de mandos digital Virtual Cockpit y el conjunto de ambas se llama Innovation Cockpit; quédate con este nombre, porque pronto lo veremos en otros modelos de la casa alemana… En el caso de no montarla, la pantalla es más pequeña y sí hay botones para manejar las distintas funciones del infoentretenimiento y la climatización.

En la parte inferior de la consola central, tras la palanca del cambio, ahora sólo quedan dos mandos giratorios, uno para los modos de conducción –Normal, Sport, Comfort, Eco, Off-road e Individual–y otro para la suspensión neumática opcional.

El Touareg es 100 kilos más ligero gracias al uso de materiales más livianos

Ahora, el Touareg cuenta con sistema eléctrico de 48 voltios para funciones auxiliares como las ruedas traseras directrices, las estabilizadoras activas controladas electrónicamente, que eliminan casi por completo el balanceo, y la enorme cantidad de ayudas a la conducción . Conviene matizar que este equipo de 48V no dota al Touareg de la etiqueta Eco, como sí sucede en Audi, ya que la unidad eléctrica se destina única y exclusivamente a alimentar estos dispositivos, y no para hibridar la mecánica.

Ya que hablemos de la dirección a las cuatro ruedas, ésta hace que las posteriores giren en sentido contrario a las delanteras si se circula a menos de 37 kilómetros/hora y en el mismo sentido al superar esa velocidad. El giro máximo de las ruedas posteriores es de 5º y, con ello, se mejora el radio en maniobras a baja velocidad y en comportamiento en carretera a mayor ritmo de marcha. La suspensión neumática tiene varias alturas disponibles ya que en el modo Sport reduce la distancia al suelo 1,5 centímetros y en los modos de conducción off-road puede elevarla siete centímetros y otros 2,5 más.

Para la carga y descarga del maletero la suspensión baja cuatro centímetros gracias a un sistema que se activa desde el espacio de carga.

El Touareg siempre ha destacado por su excelente relación entre calidad, precio y comportamiento. Es un SUV con un elevadísimo nivel de comodidad y la sensación de calidad que transmite es magnífica, con un perfecto uso de materiales y ensamblaje. No tiene un comportamiento deportivo que sí tienen otros modelos de esta categoría, pero es tremendamente ágil y en ningún momento se tiene la sensación de conducir un coche de semejante tamaño... Sólo cuando miramos a nuestro alrededor nos damos cuenta que estamos en un SUV de casi cinco metros de largo.

El ligero balanceo de la carrocería en curva queda contenido en cuando seleccionamos el modo de conducción Sport, la dirección tiene un tacto excelente y el motor V6 TDI de 281 caballos demuestra que empuja con fuerza desde muy pocas vueltas. Durante la presentación sólo hemos conducido este propulsor. Ausente de vibraciones y con un sonido muy ‘gasolina’, es el socio perfecto para mover sin ninguna dificultad las dos toneladas del Touareg.

La gama SUV de VW se ampliará en 2019 con el T-Cross y en 2020 con el T-Roc Cabrio y el I.D. Crozz

La tercera generación del Touareg ya está a la venta, de momento, con dos bloques Diesel, ambos V6 3.0 TDI, uno con 231 caballos (desde 64.715 euros) y otro más potente, el probado, con 286 caballos (74.835 euros). A finales de este mismo año llega otro V6 3.0, en este caso gasolina, con 340 caballos, y a principios de 2019 llegará un gasolina V6 de 340 caballos y ya en 2019, la gama se completará con un potente V8 TDI de 421 caballos.

De momento no están confirmadas las versiones híbridas para el mercado español, que sí estarán disponibles desde un primer momento en China. Además, el SUV se comercializa con tres acabados: Pure (faros led básicos, llantas de 18 pulgadas, reconocimiento de señales de tráfico, ACC…), Premium (cuero Vienna para los asientos, cámara de visión trasera, alarma antirrobo…) y R-Line (paquete deportivo exterior e interior, llantas de 20 pulgadas, Head up Display, techo solar panorámico y corredizo…). El equipamiento, a fin de cuentas, no es que sea extenso, es que puede resultar espectacular, aunque recurriendo a numerosas opciones. Una de las más interesantes son sus nuevos faros IQ Light de ledes matriciales y con un funcionamiento magnífico en cualquier situación. En combinación con la vista nocturna, son capaces de dar destellos a los peatones que circulan por la calzada para alertar de nuestra presencia.

Independientemente del motor y el nivel de equipamiento, el cambio automático de convertidor de par viene de serie, al igual que la tracción integral 4Motion. Como ocurre en este segmento, el Touareg ha perdido la reductora, un elemento que en cierta medida compensan el elevado par, el cambio automático y la electrónica. El paquete off-road incluye protección de bajos y de la batería, depósito de combustible ampliado en 15 litros, dos argollas de remolque y nuevos programas de conducción específicos para fuera del asfalto y que, además de elevar la carrocería en combinación con la suspensión neumática opcional, ofrecen los modos para arena y grava.