Bmw-x2-video-portada
Prueba BMW X2 SDrive 20i: ¿Postureo o extra de deportividad?
Alonso q francia 2018 1
Alonso, eliminado en la Q1: “He sido dos décimas mejor que mi compañero”
Cq5dam.resized.img.1680.large.time1529678558328
BMW M2 Competition Germany Edition: Tributo nacional
Sut french grand p 1630958
Sainz, el mejor del resto con un 7º: “En los Libres no nos veíamos en Q3”
434548
La subasta de este Ferrari 250 GTO de 1962 puede quedar para la historia

Volkswagen up! 1.0 TSI frente a Smart Forfour 0.9 T: Pequeños sólo de corazón

El renovado Volkswagen up! y el Smart Forfour tienen la ciudad por montera y sus motores gasolina turbo hacen que callejear sea mucho más divertido de lo que imaginas. Los piques a la salida de los semáforos están garantizados…

Como es tradición en Smart, la célula de seguridad puede ir en un tono diferente. En cuanto al Volkswagen, la carrocería tres puertas engaña a la vista y da una imagen más pequeña y errónea del up!

Según como se mire, como cantaba Pau Donés al frente de Jarabe de Palo, 90 caballos pueden quedarse cortos o ser potencia más que suficiente para el día a día, ¿verdad? Si hablamos de un Seat Toledo, lo más probable es que al coche le cueste mucho acelerar y haya que recurrir al cambio de forma frecuente para adelantar o encarar un desnivel de la carretera. ¿Y en un vehículo que mide casi un metro menos y tiene un peso inferior a 1.000 kilos? El Volkswagen up! tiene la respuesta, o mejor dicho, la da el motor 1.0 TSI de 90 caballos que acaba de estrenar.

Toques racing
Aunque no hablamos de prestaciones punteras, sí es cierto que el up! tiene los ingredientes necesarios para hacernos sentir esas cosquillas que solían transmitir los mini GTI de antaño, al menos en momentos puntuales; no hay que olvidarse que estamos ante un coche creado por y para la ciudad, no un deportivo puro. Pero la forma de acelerar y estirar las marchas, el sonido percibido, la suspensión firme y el carácter ratonero que gasta este nuevo up! hace que cada trayecto sea divertido y sólo encuentre un rival de altura en el Smart Forfour.

Éste dispone también de un propulsor turbo de 90 caballos que comparte con su hermano Renault Twingo, asociado en esta ocasión a un cambio automático de seis marchas, una caja no disponible en el up! al menos en el lanzamiento de esta versión. Precisamente la transmisión automática hace que el Smart se maneje de forma placentera por la urbe al olvidarnos literalmente del pedal del embrague. Pero esa comodidad a veces desaparece debido a los tirones apreciados en reducciones, a lo que hay que sumar cierta lentitud a la hora de engranar la marcha adecuada cuando necesitamos los 90 caballos. Ambas cosas suceden con el programa eficiente, que ponemos en marcha presionando un botón situado a la izquierda del pomo. Afortunadamente, en Sport no hay ni rastro de una cosa ni de la otra; con este último, incluso el Forfour parece que se ‘libera’ corriendo más que lo que reflejan los datos facilitados por el fabricante –ver ficha técnica–. Esto resulta especialmente curioso cuando el Smart es oficialmente 1,3 segundos más lento en el 0 a 100.

El Volkswagen carece de cualquier programa que modifique la respuesta de la mecánica, ni siquiera como opción. Tampoco lo necesita porque somos nosotros quienes regulamos la potencia con el gas. 

Máxima suavidad
Aunque si hay algo que nos gusta del TSI, además de su empuje, es que los ingenieros han reducido de forma significativa las vibraciones del propulsor de tres cilindros que sí se perciben en las variantes atmosféricas de 60 y 75 caballos en situaciones cotidianas como cuando aceleramos o realizamos una breve parada –ralentí–. El bloque del Smart es muy parecido en este sentido al de su rival y bastante más discreto que el del VW, al menos en el interior porque, desde fuera, se deja notar más de lo esperado en parte por el escape firmado por Brabus, lo que da valor al trabajo de ‘hermeticidad’ del Forfour.

Las ruedas 205/40 R17 del Smart Forfour perjudican todas las prestaciones

Poca diferencia 
En lo que respecta al consumo de carburante, el up! ha demostrado ser medio litro a los 100 más eficiente, un valor reseñable para tener una caja de cambios de cinco marchas por las seis que lleva el Forfour. Pero las relaciones del VW son siempre más largas y hacen que el TSI vaya más desahogado tanto en ciudad como en carretera –a 120 por hora, por ejemplo, el up! gira a 2.500 vueltas por las 3.000 de su rival–. En el Smart tampoco ayuda el calzado del acabado Brabus –6.340 euros–, precioso y caro a la vez, con unos neumáticos traseros en medida 205/40 R17, más propio de un Ford Fiesta ST que de un micromachine de 3,50 metros de largo.

Donde el Smart no encuentra rival es a la hora de moverse en espacios reducidos. Entrar en un parking diminuto y maniobrar en una calle estrecha es ‘pan comido’ para el Forfour debido a sus compactas dimensiones pero, sobre todo, gracias a una dirección eléctrica de 3,5 vueltas que ofrece un diámetro de giro líder en el segmento y al que nadie consigue acercarse, ni siquiera el Volkswagen.

Con todo, el renovado up! consigue posicionarse por encima de sus hermanos Seat Mii y Skoda Citigo, a fin de cuentas más asequibles y destinados a jóvenes novatos o a pequeñas familias, y entra de lleno a competir con el Smart Forfour, uno de los urbanos más funcionales y chic del momento cuyo precio lo convierte de inmediato en un auténtico capricho con ruedas.

Precio, equipamiento y ficha técnica del Smart Forfour 0.9 T 90 CV

Precio, equipamiento y ficha técnica del Volkswagen up! 1.0 TSI 90 CV