1933-brough-superior-ss100
La subasta de motos más cara del mundo: aquí, sus protagonistas
Collage sabado-2
Las mejores imágenes de la clasificación del Gran Premio de Estados Unidos
Gettyimages-1052580910
Márquez gana en Motegi y se proclama siete veces campeón del mundo
Sut united states  1690730
La lluvia no aparece y Hamilton se lleva una ajustada Pole en Austin
Ford Mustang Bullitt 2019
Al volante del Ford Mustang Bullitt: American way!

BMW X2 Convertible: No tiene techo

Ha sido el último SUV Coupé de BMW en llegar al mercado pero todo apunta a que será el primer Cabrio y es que este segmento tiene cuerda para rato.

Bmw-x2-cabrio

Cualquier nicho de mercado dentro del segmento SUV es objeto de disputa por los fabricantes en estos momentos, pero si hablamos de uno de los más rentables y menos explorados, la situación adquiere una importancia todavía mayor. Bien pues esto es precisamente lo que sucede ahora con los SUV Cabrio.

Tras el debut del Range Rover Evoque Convertible en 2016 y buen funcionamiento comercial. Volkswagen prepara ya un T-Roc Breeze que te adelantamos recientemente y todo apunta a que el próximo modelo en sumarse a esta categoría será un BMW X2 Convertible sobre el que nuestros espías se atreven a realizar ya un primer retrato robot.

Más allá de esta ilustración y de algunas encuestas a clientes difundidas por BMW para valorar su acogida, pocos son los detalles que se tienen de este modelo. Algunos medios desde Alemania apuntan a la posibilidad de que se denomine X2 Sport, una denominación que BMW registró hace tiempo y que vendría a remarcar el carácter deportivo de este modelo, el último SUV coupé de la marca en llegar, y el primer SUV cabrio, de confirmarse esta información.

Con una carrocería básicamente calcada a la del modelo original pero con un techo de lona retráctil todavía más bajo en su parte posterior, el X2 Cabrio aportará un extra de distinción a cambio de perder un valioso espacio en su parte posterior. De esta forma, pasará a convertirse en un riguroso cuatro plazas, con un maletero que igualmente, prescindirá de su práctico portón y concederá buena parte de su capacidad –de 470 litros–, sobre todo cuando circule sin techo pues éste se alojará en el maletero. A cambio, el accionamiento de la capota será automático y rápido, pudiendo activarse en marcha hasta velocidades comedidas, de unos 30 kilómetros/hora.

En el plano mecánico, se espera que sus dos motores 2.0 turbo de gasolina y diésel con potencias casi calcadas, 192 y 190 caballos, se mantengan en su gama así como alguna opción todavía más potente. De confirmarse este modelo, no llegará en ningún caso hasta mediados de 2020 y siempre con un precio base que rondará los 50.000 euros.