Tiroteo-eeuu
En directo: Dispara desde un coche patrulla mientras conduce
Hockenheim
Previo del Gran Premio de Alemania 2018: Vettel corre en casa
Fast-and-furious-vin-diesel-dice-que-justin-lin-dirigira-las-dos-proximas-peliculas landscape
Palabra de Toretto: Vin Diesel confirma que Justin Lin dirigirá las dos próximas ‘Fast and Furious’
Hockenheim aerea
Hockenheim vs Hockenheim
Honda civic type r facelift 003
Honda Civic Type R 2019: ¿Facelift o versión mejorada?

Así vivimos –y ganamos– las 24 horas híbridas de Toyota

Seis equipos y un total de 36 participantes lucharon por la victoria en la cuarta edición de las 24 horas híbridas de Toyota. Car and Driver estuvo presente y formó parte del conjunto ganador, te contamos nuestra experiencia en el circuito de Ascari.

Portada

El circuito malagueño de Ascari acogió la cuarta edición de las 24 horas híbridas de Toyota, cita a la que acudieron 30 periodistas especializados y seis usuarios de redes sociales quienes conformaron los seis equipos que lucharon por la victoria. Por delante, 24 horas al volante del Toyota C-HR, el nuevo SUV híbrido de la firma japonesa, con el que dar el máximo número de vueltas al trazado con un combustible limitado: 125 litros de gasolina.

Después de un briefing con explicaciones sobre la prueba y el reglamento, dio comienzo la prueba con una salida de tipo Le Mans. Para entonces los equipos ya contaban con una estrategia que cambiaría innumerables veces a lo largo de la carrera. El objetivo pasaba por dar más vueltas que los rivales y para ello hubo que controlar al detalle las cifras de consumo, el estado de los neumáticos, los cambios de piloto y el momento de los repostajes.

En Car and Driver participamos en el equipo número cuatro junto a los compañeros de eldiario.es, Más que Coches, coches.com, motor.es y el usuario de redes sociales –que demostró ser un gran apoyo y todo un apasionado del mundo del motor–. Cada piloto estaba obligado a completar un mínimo de tres turnos de unos 60 minutos cada uno; entre sting y sting no había tiempo para el descanso: cambios de neumáticos, repostajes y control de tiempos y consumos para ceñirse a la estrategia.

Cada equipo contó con 125 litros de gasolina para rodar durante un día en circuito. Con el C-HR es posible.

Algunos conjuntos apostaron por correr desde el primer momento, dejando interesantes adelantamientos mientras pasaban y repasaban a los equipos más conservadores, pero 24 horas pueden ser muy largas y esta carrera no es únicamente de velocidad…

La rapidez en las múltiples paradas en boxes y el cumplimiento de la normativa para evitar penalizaciones fueron cruciales para asegurarse una buena posición en la clasificación. Muchos 'cayeron' en la entrada al pit lane, limitada a 30 kilómetros por hora de velocidad máxima, cifra que en numerosas ocasiones se vio sobrepasada a causa de la adrenalina y los nervios.

En el equipo 4 priorizamos el consumo sin perjudicar en exceso los tiempos por vuelta –el equilibrio fue la clave–, lo que nos permitió llegar al final de carrera con autonomía suficiente para aumentar el ritmo y recuperar posiciones hasta ponernos primeros a falta de tres vueltas para la bandera a cuadros, momento en el que los equipos que habían liderado durante las últimas horas se vieron obligados a bajar la velocidad para llegar a meta con combustible. El equipo 5 no nos lo puso fácil –en realidad todos los conjuntos fueron grandes rivales– y la victoria fue muy ajustada, pero la mayor autonomía de nuestro C-HR al final de carrera marcó la diferencia, incluso establecimos la vuelta rápida de la carrera en la penúltima vuelta –después de más de 400 giros al circuito–.

No fue fácil y la cara de cansancio de todos los participantes en el viaje de vuelta a Madrid delató la dureza de la prueba tras 24 horas de tensión en las que apenas tuvimos tiempo para dormir. El C-HR nos permitió disfrutar del precioso trazado andaluz con unos consumos realmente bajos y un comportamiento intachable. El SUV demostró que la eficiencia no está reñida con la emoción y la pasión por la conducción.

Sin duda repeterimos en las próximas ediciones, a poder ser con el magnífico resultado obtenido en esta ocasión. Durante un largo día vibramos a pie de pista y dentro de ella, una experiencia extraordinaria que año tras año es sinónimo de diversión, eficiencia y pasión por el motor.