Etiquetado combustible anfac
7 claves sobre el nuevo etiquetado de combustibles
Sut gp3 series  rd 260154
Mercedes duda de la efectividad de los bordillos disuasorios
Ssangyong-rodius-2018
SsangYong Rodius 2018: puesta al día para todo un veterano
Mclaren
De Ferran, descontento con el rendimiento del McLaren
Accidente-plancha-de-madera-honda-port
Así ha quedado este Honda Civic por culpa de una carga no asegurada

Alcantara no puede mantener la intensa demanda de su material

Su presencia cada vez es más habitual y eso ha provocado que la compañía italiana no de abasto y haya tenido que rechazar algunos pedidos. Como no podía ser de otra forma, realizará una fuerte inversión para solucionarlo.

Lamborghini-alcantara

Cuando descubrimos el interior de los vehículos de gama alta solemos encontrar un elemento común que cada vez está más presente en la industria de la automoción, el tejido Alcantara. En los últimos años este material se ha hecho tan popular que incluso la demanda ha superado a la oferta, ocasionando algún que otro problema para el fabricante.

El CEO de Alcantara, Andre Boragno, se ha visto obligado a rechazar algunos pedidos debido a la gran petición recibida tanto por el sector del automóvil como la industria aeronáutica y electrónica. Antiguamente, este material compuesto de poliuretano, poliéster y microfibras se empleaba en los asientos y en el techo, sin embargo, su uso se ha popularizado exponencialmente y ahora se utiliza para el salpicadero, volante, puertas, pomos, etc. 

La mayoría de fabricantes de automóviles se están decantando por este material en lugar del cuero debido a sus ventajas. Entre ellas, destacan su ligereza, un cuidado sencillo y la generación de menos residuos. La tecnología básica no ha cambiado mucho desde los años 70, pero Alcantara ha trabajado para mejorar el color, el grosor y la textura. 

Según Boragno, Lamborghini ahorra cinco kilos en sus coches gracias al uso del Alcantara.

Habrá quien piense que quizás la planificación de la compañía no ha sido la correcta y pueden tener razón si tenemos en cuenta que la demanda en 2015 aumentó un 35%, sumándose al incremento de beneficios que ha pasado de los 64,3 a los 187,2 millones de euros en tan sólo 9 años. Los principales pedidos provienen de Europa (60%), seguidos de Asia (30%) y terminando con Estados Unidos (10%).

Ante esta situación, el propio Boragno ha confirmado que la compañía invertirá un total de 300 millones de euros y aumentará la plantilla de los 600 trabajadores actuales a 800, con el objetivo de doblar una producción que actualmente fabrica ocho millones de metros de Alcantara al año.