Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Batalla diésel de seis cilindros: BMW VS. Mercedes VS. Audi, ¿quién ganará?

En la siguiente drag race veremos el enfrentamiento entre un trío de vehículos con bloques de seis cilindros bajo el capó y muchas ganas de llegar los primeros a la línea de meta, ¿quién será el ganador?

Sin titulo

Normalmente, al hablar de carreras de aceleración se nos vienen a la cabeza modelos deportivos de alto rendimiento, con formas aerodinámicas trabajadas, suspensiones sofisticadas y unos bloques de gasolina muy atractivos. Si nos centramos en todo lo referente a los motores sería extraño ubicar mecánicas diésel en este tipo de productos, aunque existen algunos ejemplares que cuentan con propulsores bastante respetables.

No hablamos de los populares cuatro cilindros que suelen acompañar a los modelos más extendidos en el territorio europeo, sino de motores de seis cilindros que ofrecen buenas prestaciones y unos consumos ajustados, tales como los que montan los BMW 840d, Mercedes E 400 d Coupé y Audi A8 50 TDI. Estos tres modelos han sido los últimos protagonistas de la drag race realizada por los chicos de Carwow, además de otras pruebas como una carrera de aceleración en movimiento y un test de frenado.

A pesar de tener denominaciones bastante diferentes los tres comparten el mismo número de cilindros, transmisión automática por convertidor de par y tracción a las cuatro ruedas. No obstante, mientras que los BMW y Mercedes utilizan una arquitectura en línea, el Audi recurre a un bloque V6 más tradicional, aunque este es el único en ir acompañado de una red eléctrica de 48 voltios, recibiendo una ayuda adicional en aceleraciones como la que estamos a punto de contemplar.

Si detallamos las especificaciones de cada modelo nos encontramos con que el Serie 8 cuenta con una mecánica de 3.0 litros que ofrece 320 caballos y un par máximo de 680 Nm, asociado a una caja automática de ocho velocidades. El Mercedes, por su parte, utiliza un propulsor de idéntica cilindrada aunque con 340 CV y 700 Nm, mientras que la transmisión cuenta con nueve relaciones. Por último, aparece el A8 con su V6 3.0 TDI, el cual entrega unas cifras bastante más modestas que sus rivales, con 286 CV y 600 Nm, unido a una caja de cambios de ocho marchas.

Llegados a este punto, no te vamos a desvelar cuál ha sido el vencedor de las tres pruebas realizadas, pero sí te diremos que tener mayor potencia no es sinónimo de una mejor aceleración. ¿Quién llegará antes a la meta? Descubrámoslo.