V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’
G 002
Ha llegado la hora de replantearse las ‘bananas’ disuasorias
Prius-m61-vulcan
Alguien ha decidido convertir a este Prius en todo un carro de combate
Sophia florsch
Sophia Florsch completa su cirugía sin complicaciones
Accidente baja
Se libra por centímetros de chocar de frente contra un coche particular en la Baja 1.000

El primer Audi de producción propulsado por hidrógeno llegará en 2020

La firma alemana sigue adelante con su plan de electrificación y ahora hemos conocido que también apostará por la pila de combustible. Estos nuevos modelos llegarían en dos años y serán producidos en pequeñas series.

A160148 large

Durante la conferencia de prensa anual de Audi llegaron varios anuncios de cara al futuro de la marca con la electrificación de sus vehículos como protagonista. Por un lado, sabemos que los planes de la marca pasan por contar con una gama de 20 modelos electrificados para el año 2025; por otro, la llegada de coches propulsados por hidrógeno para el 2020.

El anuncio llegó por parte del jefe de desarrollo técnico y miembro de la junta directa, Peter Mertens, quien reveló que dichos automóviles llegarán en pequeñas series: “Nuestra estrategia de propulsores también incluye una pequeña serie inicial con coches propulsados por pilas de combustible, que pondremos en las carreteras en 2020. Porque el hidrógeno es otra fuente de energía perfecta para la movilidad eléctrica del mañana.”

Todo hace indicar que el primer vehículo eléctrico que llegará a la familia de vehículos de la marca será el SUV e-tron. Hablamos de un modelo que por tamaño se situará entre el Q5 y el Q7, con una habitabilidad para 5 ocupantes y una autonomía que estará cerca a los 500 kilómetros. Su llegada se producirá para finales de este año y será uno de los 3 modelos que la marca tiene pensado lanzar para el 2020.

Si volvemos al hidrógeno, probablemente uno de los elegidos sea el Audi h-tron quattro que vimos en Detroit, el cual perdería la etiqueta de concept para convertirse en un modelo de producción. Este prototipo contaba con la quinta generación de tecnología de pila de combustible de Audi y Volkswagen, una autonomía de 600 kilómetros y tres depósitos de hidrógeno a 700 bares.

Veremos cómo van avanzando los futuros planes de la firma de los cuatro aros y estaremos muy atentos a los nuevos modelos que esperan consolidarse en un mercado que cada vez presta más atención a vehículos de este tipo.