Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Todo sobre los radares de la DGT: 11 trucos para detectarlos

Esta es la primera Operación Salida de verano en la que puedes consultar la ubicación de los radares móviles de la DGT en su web. Sin embargo, también es la primera en la que actúan 50 nuevos Citroën C4 Picasso indetectables, entre otros sistemas de última tecnología. Te decimos cómo librarlos.

¿Tienes los 15 puntos del carné? Pues tranquilo, no es que Matías Prats nos haya poseído y queramos venderte un seguro, lo que pretendemos es serte de ayuda para que los sigas manteniendo. Durante el periodo estival el número de sanciones de tráfico se dispara y este año, con la nueva flota de radares indetectables que acaba de estrenar la Guardia Civil, el riesgo es aún mayor. Hablamos de 50 Citroën C4 Picasso que te mostramos en su día aquí y que han engrosado una lista de 300 radares móviles, los que vigilan nuestras carreteras.

Entre sus principales peculiaridades de los nuevos radares destaca una: su frecuencia es indetectable para los detectores de radar que, recordemos, están prohibido por ley y que acarrean una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del permiso de circulación. Pero esto no es todo, también pueden cubrir hasta seis carriles a la vez y carecen de todo elemento visual que les haga ser susceptibles de poder ser reconocidos.

Para rizar el rizo, los C4 Picasso han sido modificados y homologados de fábrica para incluir en su parte frontal, justo debajo de la calandra, la sonda donde se ubica el radar –que no es láser– mientras que, en la parte inferior izquierda, al lado de la luz antiniebla, se ha colocado un foco que hace las veces de flash para garantizar un ‘retrato’ más claro del infractor. Y por si eso no fuera suficiente, los nuevos radares son capaces de captar la velocidad de los vehículos que circulan hasta en seis carriles, sin importar el sentido de la marcha. Una acción que sólo podrá efectuar si se encuentra parado, pues en movimiento sólo detectará a los coches que circulen en su mismo sentido.

'Falsos Picassos'

Precisamente, en movimiento será cuando sean más 'invisibles' ya que la directora de la DGT, María Seguí, anunció que todos los radares móviles que estén bajo su competencia estarán anunciados y señalizados con anterioridad para que cualquier usuario de la vía pueda identificarlos cuando esté circulando. Así, se acabó el ver por el retrovisor interior al típico coche de la Guardia Civil oculto tras la columna de un puente, a la entrada de un pueblo e incluso en la isleta de una autovía simulando que era un coche averiado –una acción que para nada cumple las normas de tráfico ya que en muchas ocasiones no viene acompañada de la colocación de los triángulos de emergencia–. Por otro lado, es importante destacar que la red de carreteras secundarias será su principal área de acción así que si ve en alguna de ellas el aviso de radar próximo, levante el pie del acelerador y respete el límite de velocidad establecido.

Los nuevos radares usan una frecuencia más alta para ser invisibles a los detectores.

Por último, es importante señalar algunos bulos que circulan por la red, como fotos sobre la colocación de radares en cofres situados sobre la baca del coche, en guardarraíles y hasta en cubos de basura. En ningún caso son ciertos –al menos en nuestro país–. Además, se han propagado otros falsos mitos para evitar ser 'cazado' como llevar un CD en la bandeja algo que no te garantiza el dejar de ser visible para los radares. Te recordamos, como siempre que para que no te 'pillen', lo mejor es que respetar las normas pero por si acaso, aquí van nuestros 11 trucos para detectar los nuevos radares de la DGT:

1.- Circulan más despacio de lo normal. Cuando no están escondidos o parados en el arcén, suelen rodar a velocidades bajas. Por ejemplo, en autopista no superarán los 110 por hora.

2.- Matrícula nueva y despejada. Los coches radar no suelen llevar ningún distintivo en la matrícula como el concesionario en el que ha sido adquirido. Tampoco están desgastadas, siempre en perfecto estado. 

3.- Con las luces puestas. Los agentes de la Guardia Civil siempre suelen viajar con las luces de cruce encendidas, incluso si es de día. Y los nuevos coche radar cuentan con luces diurnas de modo que al menos de frente son más visibles.

4.- No son lujosos. Aunque en la flota hay vehículos de gama media, jamás verás un deportivo o un cupé como coche radar. Lo normal es que empleen Seat Exeo, Citroën C4 ó C4 Picasso, Renault Scénic o algún Peugeot, como el 308 o el 508.

5.- Más de dos antenas, no hay duda. Si ves que cuenta con más de dos antenas ¡ándate con cuidado! podrías estar ante uno de los coches-radar de toda la vida, todavía están operativos.

6.- ¿Esas luces son de tuning? Si al aproximarte por detrás ves una tira de led, frena porque no es un elemento ‘tunero’, se trata del cartel luminoso que encienden cuando detienen a un conductor.

7.- Cristales tintados. Quizá te resulte difícil ver la tira de leds del punto anterior ya que estos turismos suelen tener la luneta y las ventanas traseras tintadas.

8.- ¡Qué traje más llamativo! Un signo inequívoco es el uniforme de su conductor. Si distingues un chaleco verde 'fosforito' lo más probable es que sea un Guardia Civil.

9.- Sin extras: Los coches radar suelen ser vehículos de serie, sin accesorios llamativos –como alerones o llantas de grandes dimensiones– ni pegatinas.

10.- Bien cuidados: Suelen ser coches que están bien mantenidos. No tienen abollones ni faros rotos y, por supuesto, no tienen adornos en la carrocería.

11.- Si ya lo has rebasado… Si no has sido capaz de ver ninguno de los puntos anteriores y al adelantarlo observas que en el morro hay un hueco con una especie de tetilla ¡bingo! Era un coche radar. Aunque los nuevos, eso sí, ya no llevan este sistema.