Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Robo-coches
Detenidos acusados de robar más de 1.000 coches
1017562575-sut-20190622-ms1 6114
Lewis Hamilton vuelve a atizar a la Fórmula 1
Renault-triber-2020-1600-17
Renault Triber: el único utilitario de 7 plazas te muestra su interior en vídeo

El Volkswagen Up! mejora su imagen con el paquete R-Line

El pequeño urbano de Volkswagen mejora su imagen exterior con una serie de elementos visuales que forman parte del conocido paquete R-Line. Su precio está por debajo de los 1.000 euros, aunque no estará disponible en nuestro país.

Volkswagen-up-r-line-201849826 2

El Volkswagen Up! es el modelo más pequeño que ofrece la firma alemana a sus clientes y al mismo tiempo uno de los más antiguos, estando presente en el mercado desde 2011. Por el momento no tiene un reemplazo directo listo, así que los ingenieros de VW están tratando de encontrar formas de darle vida el modelo actual. 

La primera decisión que tomaron fue la de introducir una versión más deportiva que mejorara el carácter del coche y perfeccionase sus capacidades dinámicas. Por supuesto, nos referimos al GTI. Ahora, sin embargo, Volkswagen quiere renovar su imagen, no con la llegada de una variante de nueva factura, sino con una serie de mejoras visuales que hagan del pequeño modelo un producto mucho más atractivo y llamativo, es decir, el paquete R-Line.

Al igual que ocurre en otros modelos de la firma que cuentan con este paquete opcional, el Up! se beneficia de una serie de elementos estéticos que le otorgan un aspecto más deportivo. Entre ellos, destacando la parte frontal, encontramos un nuevo paragolpes que toma prestado su diseño del GTI, al mismo tiempo que recibe unos acentos cromados para las luces antinieblas y una tira plateada para la rejilla del radiador.

Por otro lado, aparecen unos detalles en negro que hacen contraste con la pintura de la carrocería y están presentes tanto en el techo como en la carcasa de los retrovisores, mientras que las ventanas laterales y la trasera reciben un tintado que contribuye aún más a aumentar el atractivo visual del coche. De manera estándar, el modelo equipa unas llantas de 16 pulgadas con acabado en negro brillante, pero quienes busquen algo más llamativo podrán recurrir a otras más grandes de 17 pulgadas, en negro o negro brillante de forma opcional, montadas en neumáticos de medida 195/40 R17.

En Alemania, Volkswagen oferta el paquete R-Line por 795 euros.

Por último, debemos hablar del apartado mecánico y de las opciones disponibles que podemos encontrar. La gama se reduce a dos propulsores de 1.0 litros de cilindrada, un MPi de 75 caballos y un TSI de 95. La tracción siempre se transmite a las ruedas delanteras a través de una caja de cambio manual o automática.