Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

La Fórmula 1 ya sabe lo que es Carlos Sainz

El piloto español completó una carrera sin errores y sus actuaciones en la presente temporada comienzan a destacar entre el resto.

Sainz 01

Carlos Sainz afronta este 2019 su quinta temporada en Fórmula 1. En la actualidad, no son muchos los pilotos que logran alargar su presencia en la máxima categoría del automovilismo, y menos aún los que sobreviven al agresivo programa de pilotos de Red Bull. Carlos lo ha hecho.

El piloto español tiene esa característica de no hacer excesivo ruido carrera tras carrera pero de salir muy beneficiado en los análisis finales, en los realizados con sangre fría. Incluso de la complicada temporada 2015, con Verstappen recibiendo toda la atención, es fácil sacar a toro pasado muy buenas conclusiones, más viendo cómo han terminado los rivales directos del neerlandés.

Sainz parece haber encontrado en McLaren un equipo a su medida. No es que Renault no lo fuese, pero Cyril Abiteboul perdió el norte ante la posibilidad de hacer daño a Red Bull y prefirió tirar la casa por la ventana por hacerse con los servicios de Daniel Ricciardo cuando tenía un piloto totalmente válido en casa. Ahora es el equipo naranja el que recoge los réditos de invertir en el piloto español.

El perfil de Sainz es difícil de describir. Carece de la fuerza de la que hace gala Fernando Alonso, no tiene el temperamento y la agresividad de Max Verstappen, pero carrera tras carrera, está ahí. En la actual parrilla de Fórmula 1, pocos consiguen aguantarle el pulso en lo que a consistencia se refiere. No es de los pilotos que le va a meter un segundo a su compañero de equipo, pero está sabiendo maximizar sus fortalezas, finalizando las carreras sin errores reseñables, que en la actualidad es algo que pocos pilotos pueden decir, especialmente en la señalada zona media de la parrilla, aquella que ignora a Mercedes, Ferrari y Red Bull. 

En pasadas temporadas, era fácil preguntarse qué podía lograr un equipo como Haas con un piloto como Sainz. O qué resultados sería capaz de cosechar el madrileño en un equipo como Force India. McLaren ya tiene una imagen más clara de estas preguntas retóricas.

A pesar de un complicado inicio de temporada, donde la fiabilidad jugó en contra, Sainz se ha rehecho logrando puntuar en cuatro de las últimas cinco pruebas hasta el punto de ser el piloto que lidera la zona media con un total de 26 puntos, siete más que su más inmediato perseguidor, Kimi Raikkonen, y lo que es más notable, a solo 11 de Pierre Gasly y su superior Red Bull. McLaren gana enteros en la actual Fórmula 1 en lo que parece que finalmente será un duelo cerrado con Renault, y sin duda, los del equipo naranja están muy contentos con la decisión de hacerse con los servicios del piloto español. Y Sainz, aún más feliz ante la posibilidad de, a final de temporada, mirar directamente a Cyril Abiteboul, con la cabeza muy alta. 

El primer podio del piloto español parece cada vez más cercano, lo cual sería un auténtico triunfo teniendo en cuenta las complicaciones que ha tenido desde el primer día un piloto que tuvo que sudar sangre hasta para dar el salto a Toro Rosso tras ganar las World Series por Renault, y que más tarde tuvo que realizar diferentes movimientos para garantizar su presencia en Fórmula 1. Precisamente, estos movimientos son los que hacen preguntarnos qué hubiera ocurrido si Sainz hubiera aguantado bajo la tutela de la bebida energética, teóricamente heredando el asiento que ahora ocupa Pierre Gasly, y que en estos momentos le permitirá luchar por podios y soñar con la victoria. Pero quizás, esto hubiera acabado con el español fuera de la Fórmula 1, una Fórmula 1 que ahora sí, ya sabe de lo que es capaz Sainz.