Discovery-dgt
A menos de un mes para Semana Santa, la DGT estrena su nueva flota de coches
 mg 9580
La FIA trabaja en solucionar el problema de los semáforos
Porsche Cayenne Coupé
Porsche Cayenne Coupé: El Panamera se hace SUV
Collage rufus
¿Qué diantres es RUFUS y qué tiene que ver con Fernando Alonso?
Koenigsegg-jesko-ginebra
Agotado: Todos los Koenigsegg Jesko ya tienen dueño pero… ¿está todo perdido?

Los detalles de la venta de Force India: deudas con 450 empresas, Pérez, comisiones…

La cantidad ha sido suficiente para pagar las deudas que el equipo mantenía con sus acreedores, aunque aun quedan flecos que deberán ser resueltos. 

Force india 2

Los administradores designados para solucionar el concurso de acreedores de Force India han emitido un informe en el que detallan los pormenores tanto de la venta como de la situación en la que se encontraba el equipo de Vijay Mallya.

En total, Force India había contraído deudas con más de 450 empresas. Desde grandes proveedores de materiales, hasta hoteles, circuitos o pequeñas empresas de catering. El impago como modelo de vida. En total se calcula que había casi 30 millones de euros en impagos.

De entre los acreedores más significativos se encontraba su proveedor de motores, Mercedes, con una cantidad estimada de 13,7 millones de libras, así como con el que ha sido su piloto en los últimos 5 años, Sergio Pérez, con una cantidad de cuatro millones de libras esterlinas.

También se debía dinero a patrocinadores, como BWT, por distintos préstamos. Concretamente el patrocinador principal, anticipó una primera cantidad de 757.000 libras, a la que luego se añadieron 535.000 libras. Sin embargo, el récord se batió antes de verano, cuando la empresa prestó 5.000.000 de libras para poder pagar a proveedores inmediatos, así como salarios de empleados.

Los administradores explican que en la fecha límite, el 6 de agosto, se habían recibido cinco ofertas de compra por Force India, de las que solo se tomó en serio la realizada por la familia Stroll, que según los propios administradores, llegaba a los 90 millones de euros.

Además, Stroll realizó un anticipo de 15 millones de libras, que permitió devolver el dinero a BWT, así como hacer frente a los pagos inmediatos. Sin embargo, no todo funcionó como los administradores y el comprador hubiera deseado. Las acciones congeladas necesitaban la aprobación de numerosos bancos indios, lo cual sería un proceso lento que la situación no se podía permitir.

Por este motivo, optaron por hacer una venta de activos, los cuales no estaban congelados, naciendo para ello Force India Racing Point, esperando a que los bancos de su aprobación y finalmente también se ejecute la venta de acciones, completando una venta que tuvo su primera fase el 16 de agosto.

Los administradores también avisan de potenciales futuros problemas. Por ejemplo, la empresa acumula un gran número de reclamaciones, comisionistas en su mayoría, que no han sido tenidos en cuenta, pero a cuyos pagos Force India se podría enfrentar en breve, pues algunos incluso tienen fecha de juicio establecido.

Por otra parte, Vijay Mallya también reclama un total de 159 millones de libras que según su versión, él prestó a la empresa, y que le deberían ser devueltos, aunque de nuevo los administradores le quitaron hierro al asunto, por lo que tendrá que decidir finalmente un juez. Sin olvidar las reclamaciones impuestas por la familia Mazepin, que obligarán a revisar la transparencia del proceso de administración.