Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

¿Qué significa el retorno de Patrick Head a Williams?

Uno de los hombres responsable de muchas de las mayores innovaciones llegadas a la Fórmula 1, decide regresar a la que siempre ha sido su casa.

Patrick head

En la última década, Williams ha sido con diferencia el equipo que más altibajos ha tenido en la parrilla de Fórmula 1. A la temporada de su última victoria, 2012, no solo precedió la peor temporada en la historia del equipo, sino que siguió otra en la que lograron el mismo número de puntos.

Con la llegada de la era híbrida y las unidades de potencia Mercedes, Williams ha tenido temporadas muy cómodas, repletas de podios, y donde solo la cobardía y conformismo en ciertas ocasiones le impidieron atesorar más victorias. Y entonces, 2018. Aun peor temporada que 2011, donde sí es cierto que consigue dos puntos más que entonces, pero que solo les vale para ser décimos. Últimos. La peor posición en la historia de uno de los grandes equipos de la Fórmula 1.

La teoría dice que pasaron gran parte de la temporada 2018 identificando los fallos de su vehículo y trabajando en el monoplaza de 2019. La propia Claire Williams se jactaba en invierno de haber aumentado los controles para impedir que los fallos de diseño del FW41 pudieran llegar de nuevo a la fase final.

Y cuando parecía que solo se podía ir hacia arriba, por primera vez en su historia, Williams no es capaz de poner a tiempo un monoplaza en pista. Cuando lo hace, con casi una semana de retraso, el vehículo es lento, peor que el de la pasada temporada. Un total desastre.

Los rumores sobrevuelan Williams, donde se asegura que va a rodar la cabeza de Paddy Lowe, un hombre que llegó a Fórmula 1 gracias a Patrick Head, cuando lo colocó como responsable informático de la novedosa suspensión activa. Lowe, que había dejado de ser empleado de Mercedes para involucrarse en la parte organizativa de Williams, incluyendo el ser también propietario del equipo, ha mostrado más bien cierta inoperancia, sin entrar a debatir los pormenores de la estructura de Grove, por lo que su posición era hasta cierto punto lógica que no cayera. No lo hizo tras la primera semana horrorosa de test, pero sí apareció poco más tarde con una excedencia bajo el brazo. No te puedo echar, pero cógete vacaciones un tiempo.

Claire Williams, que afrontó el reto de dirigir el equipo quizás sin tener ni la debida formación ni la experiencia necesaria, empujada por el miedo a que si no era ella, todo lo que había construido su familia acabaría en manos de cualquier sociedad de capital de riesgo, y ciertamente, la situación parece desbordarla por momentos. Frank, con 76 años, ha reducido al mínimo sus apariciones públicas, donde desde hace años ya muestra un estado de salud delicado que evidencia que ya no está para dirigir nada.

Sin poder contar con un Frank totalmente operativo, con la inoperancia mostrada por Paddy Lowe, sin el respaldo de Toto Wolff, que vendió sus participaciones, sin la generosa aportación económica de la familia Stroll, y con una Claire totalmente desbordada, ¿Qué quedaba? Pues sí, tirar de Sir Patrick Head.

Head muestra una mejor salud que la de Frank, pero con 72 años y alejado del Gran Circo desde 2012 y de la estructura empresarial desde 2014, no se puede esperar una gran involucración por su parte. Motivo por el que su regreso se hace como consultor, que es una manera de pedirle a alguien que esté cerca, y que ayude en los errores que pueda ver.

Una maniobra no carente de peligro. Los éxitos de Patrick Head son innumerables. Un verdadero genio que trajo numerosos avances a la Fórmula 1, amén de unos cuantos que se quedaron por el camino. Sin embargo, ya hace años la forma de dirigir de Patrick era caduca. Propia de los garajistas clásicos del Gran Circo, donde las decisiones se tomaban a la hora de la comida discutiendo entre dos amigos. Muy lejos de cualquier estructura moderna con centenares de empelados y el presupuesto que maneja cualquier equipo de Fórmula 1.

Por lo tanto, es de esperar que la aportación de Head sea meramente testimonial, o en el mejor de los casos, sirva como refuerzo motivacional o ayude a traer hombres válidos a la cúpula de Williams, que es precisamente de lo que parece adolecer la estructura de Grove a estas alturas.

Sentimientos enfrentados para quién no sabe si alegrarse del regreso de un hombre que ha significado tanto en la Fórmula 1, o echarse las manos a la cabeza, por haber tenido que recurrir a una persona, cuyos últimos años no fueron precisamente buenos, y que llevaba siete temporadas alejado de este negocio.