Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari

Un nuevo Gran Premio en el que el Red Bull logra meterse entre los vehículos rojos.

Verstappen - leclerc

Con ocho Grandes Premios disputados, la foto de la actual temporada queda más reconocible y fácilmente se detectan las anomalías en la tabla de clasificación. Sainz lidera la zona media e impide que veamos a un Alfa Romeo abriendo y cerrando esta clasificación mientras que los Haas también presentan ciertas discrepancias entres sí, y en la zona alta, Verstappen aparece entrometido con los Ferrari.

Realmente, en la parte alta, se podría decir que solo dos pilotos no han fallado. Uno de ellos, claramente reconocible, pues lidera la clasificación con dos segundos puestos como peor resultado, y el otro de ellos es Max Verstappen, que no ha finalizado por debajo del quinto puesto en la presente temporada.

Tanto Verstappen como Hamilton han hecho durante todo el año lo que se esperaba de ellos. En el caso del piloto de Mercedes, con el mejor coche de la parrilla, ha sido en el peor de los casos segundo, y en el caso de Verstappen, con el tercer coche de la parrilla, se entendería que en el peor de los casos hubiera sido sexto, si bien, su peor resultado del año es el quinto logrado en Canadá.

De hecho, es su único quinto en todo el año, y al mismo tiempo la única ocasión en la que no ha sido un dolor de muelas para Ferrari. El piloto de Red Bull se ha erigido como coco personal de los de Maranello, entremetiéndose continuamente entre los SF90, y en ocasiones, incluso por delante de ambos monoplazas. Todo, mientras pocos conseguirían defender que el Red Bull es mejor vehículo que el Ferrari o incluso que están a la par.

Qué Verstappen haya logrado esto no hace más que evidenciar los continuos contratiempos que está sufriendo Ferrari, por no llamarlos directamente errores. A veces más evidentes, como los de Bahréin, y otras veces más sutiles, como el de este propio Gran Premio de Francia, donde el fallo en Ferrari se remonta a la sesión de clasificación. Por H o por B, uno de los dos Ferrari falla, y ahí está el neerlandés para recoger los frutos. Únicamente en el mencionado Gran Premio de Canadá, ambos monoplazas rojos han superado al Red Bull del neerlandés.

Que esta situación se dé de forma eventual es algo que entra dentro de la dinámica de la competición, donde todo puede pasar en cada carrera. Que tras ocho carreras, sea la tónica habitual, es algo que no habla muy bien del trabajo de los hombres de Mattia Binotto, y al mismo tiempo, alabable en la figura del piloto neerlandés, si bien hay quién pueda echar en falta su versión más temperamental e impredecible.

Completado el primer tercio de la temporada, Vettel acumula 111 puntos, mientras que Charles Leclerc se queda con 87. Verstappen, que ha subido al podio en menos ocasiones que los dos pilotos de Ferrari, se entromete con 100 puntos. La lógica dicta que al final ambos pilotos superarán al Red Bull, pero la tendencia nos señala que el neerlandés seguirá al acecho tratando de beneficiarse del siguiente error de los de Maranello. Y si ya sería hiriente para los de Binotto que Max aparezca siempre en medio de sus hombres, más aun sería si acabase superando a ambos.