Discovery-dgt
A menos de un mes para Semana Santa, la DGT estrena su nueva flota de coches
 mg 9580
La FIA trabaja en solucionar el problema de los semáforos
Porsche Cayenne Coupé
Porsche Cayenne Coupé: El Panamera se hace SUV
Collage rufus
¿Qué diantres es RUFUS y qué tiene que ver con Fernando Alonso?
Koenigsegg-jesko-ginebra
Agotado: Todos los Koenigsegg Jesko ya tienen dueño pero… ¿está todo perdido?

Wolff prevé un fracaso en las nuevas regulaciones aerodinámicas de 2019

El jefe de Mercedes no cree que las nuevas modificaciones vayan a marcar gran diferencia en los monoplazas.

Toto-wolff-aerodinamica

La aerodinámica es uno de los grandes quebraderos de cabeza para el mundo de la Fórmula 1. En la pasada temporada se han podido ver coches muy veloces que superaban los 300 km/h, pero una disminución del número de adelantamientos y, es en realidad, lo que más espectáculo ofrece a los fanáticos.  

Ross Brawn y su equipo de ingenieros han creado una nueva normativa que consistirá en simplificar los alerones, los conductos de refrigeración de frenos y los bargeboards, con la intención de reducir la emisión de aire hacía los laterales del monoplaza. Entrará en vigor la próxima temporada 2019 e intentará reducir las turbulencias y promover los adelantamientos.

El máximo responsable de la escudería Mercedes, Toto Wolff, no se mostró muy entusiasmado con la nueva normativa. Al austriaco se le preguntó sobre el asunto en un evento de Hewlet Packard Enterprise a lo que respondió: “En este momento es muy difícil para los coches seguir a otros. No puedes acercarte porque pierdes carga aerodinámica, los neumáticos pierden agarre y, por tanto, las opciones de adelantamiento son muy reducidas. Cuando te fijas en categorías inferiores con menos aerodinámica, la F2 por ejemplo, hay una competición genial porque pueden acercarse unos a otros”.

“El objetivo es eliminar un poco de aerodinámica. No dirigir el aire alrededor del coche, porque creas un vacío detrás y eso es malo, sino a través de él, antes de anticipar un fracaso de la normativa”, continuó Wolff en declaraciones recogidas en el portal Motor.es.

El austriaco no cree que se vaya a notar una gran diferencia con respecto a los monoplazas de este año: “Pero tienen (la FIA y Liberty Media) que luchar contra 2.000 ingenieros aerodinámicos de todos los equipos y creo que hemos encontrado soluciones para dirigir el aire de nuevo alrededor del coche. No va a cambiar demasiado”.

Además, Wolff asegura que los tiempos por vuelta se mantendrán similares, aunque se hayan introducido cambios en el reglamento que prometían tiempos más bajos, podrán compensarse con los últimos trabajos realizados: “Los rumores que se oyen en el paddock indican que se ha podido recuperar la mayor parte de ello”.