Lamborghini-urus st-x concept-port
Lamborghini Urus ST-X Concept: el primer SUV de competición
Florsch accidente macao 2018 1
Escalofriante accidente de Sophia Flörsch en Macao
Ogier celebracion australia 2018 1
Ogier y Toyota se llevan los títulos mundiales en el Rally de Australia
Sainz
A Sainz no le preocupa ser el único español de la parrilla
Mazda 2
Prueba Mazda 2: Ajeno a las modas

BMW Serie 8 Cabrio: Emociones a techo descubierto

La familia del Serie 8 recibe a un nuevo integrante que promete ofrecer unos niveles de lujo y confort de lo más elevados, a lo que debemos sumar el placer de conducir a cielo descubierto. Llegará durante el próximo mes de marzo con dos motorizaciones distintas. 

Bmw-8-series convertible-2019-1600-04

Aquél BMW Serie 8 que la casa de Múnich produjo durante los años 90 y que robó el corazón de muchos entusiastas, está de vuelta, tal y como te hemos ido informando durante este tiempo, en el que nuestros espías nos proporcionaron diversas imágenes hasta que ha llegado de manera oficial. Además, sabíamos que su en su regreso no iba a estar solo y es que la compañía de una variante descapotable se antojaba imprescindible.

Con una estética general inspirada en el Gran Lusso Coupé Concept, el prototipo que diseñó Pininfarina en 2013 y que alcanzó una gran fama en el Concurso de Elegancia de Villa d'Este de aquel año, el nuevo BMW Serie 8 Cabrio acaba de ver la luz oficialmente. Luce una imagen potente merced a su afilada figura, a su gran longitud – 4,84 metros – y sus dos únicas puertas laterales. Estamos, por tanto, ante un rival a medida para el Mercedes Clase S Cabrio al que pretende equipararse en cuanto a lujo y exclusividad, ofreciendo un comportamiento dinámico más deportivo.

En este aspecto, la clave la tenemos en la plataforma modular CLAR heredada de los últimos BMW Serie 7 y Serie 5, que con diversas modificaciones le permite ofrecer una amplia batalla – 2, 82 metros – y una suspensión distinta, un punto más baja y más rígida que la de las berlinas. En términos de diseño muestra unas líneas similares a las de su hermano de carrocería coupé y sus dimensiones finales son de 4,84 metros de largo por 1,90 de ancho y 1,34 metros de alto, mientras que la capacidad del maletero se reduce hasta los 350 litros.

El elemento más significativo de esta variante descapotable es su capota clásica con un funcionamiento completamente eléctrico. Su manufactura ha sido muy elaborada siguiendo un proceso de fabricación multicapa que le permite ofrecer el máximo aislamiento acústico y térmico posible, sin perjudicar al peso del conjunto. Esta capota de lona puede operarse estando en marcha, siempre y cuando no superemos los 50 km/h, empleando 15 segundos en abrirse o cerrarse al pulsar un botón específico.

De serie cuenta con una capota en color negro y de manera opcional se puede solicitar una con efecto plata Anthracite Silver.

En su interior nos encontramos con un habitáculo para cuatro personas, materiales de alta calidad, un marco reforzado del parabrisas y los habituales arcos de seguridad para las plazas traseras, sin olvidar un deflector de viento de serie y unos asientos con calefacción para el cuello (opcionales). Al igual que su hermano coupé, cuenta con sistemas como el head-up display, cuadro de instrumentos digital, sistema iDrive, sistema operativo BMW ID 7.0 y el BMW Live Cockpit Professional con navegación, entre otras cosas.

El Cabrio equipa de serie unos faros delanteros con tecnología LED de serie y opcionalmente se puede recurrir a unos BMW Laserlight, los cuales utilizan diodos laser que incrementan la iluminación y permite alcanzar distancias de hasta 600 metros. Ente los asistentes a la conducción destacan el lector de señales de tráfico, detección del ángulo muerto, aviso de colisión y de peatones con función de frenado en ciudad, advertencia de cambio de carril, control de crucero adaptativo, aviso de tráfico cruzado y el Parking Assistang, entre otros.

En el apartado mecánico encontramos dos motorizaciones, una diésel y otra gasolina. La primera de ellas, 840d xDrive Cabrio, utiliza un bloque de 3.0 litros y seis cilindros en línea con una potencia de 320 caballos y 680 Nm de par. La variante de gasolina, M850i xDrive Cabrio, recurre a un propulsor V8 turboalimentado de 4.4 litros con 530 caballos y 750 Nm de par máximo. Ambos se asocian a una transmisión automática de ocho relaciones por convertidor de par y a un sistema de tracción total xDrive.

Las primeras unidades llegarán a los concesionaros durante el primer trimestre del próximo del año, mientras que su primera aparición en público se espera para el próximo Salón de Los Ángeles.