Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Ford Raptor S: brutal por fuera, lujoso por dentro

El ya de por sí duro F-150 Raptor recibe cirugía exterior para contar con una carrocería aún más extrema para carreras todoterreno mientras que su interior imita a los modelos de Rolls-Royce.

Ford-f-150-raptor-s-port

El Ford F-150 Raptor es un auténtico monstruo. Es algo que está fuera de toda duda, aunque preparadores de todo tipo han realizado sus retoques personales para hacerlo aún más brutal. Pero nunca habíamos visto algo parecido a lo que Galpin Auto Sports ha hecho por encargo del youtuber Salomondrin: un Ford F-150 Raptor que por su aspecto exterior parece creado para una prueba de tipo Baja pero que en su interior esconde un entorno al estilo Rolls-Royce. Una combinación realmente extraña pero, como puede verse, totalmente real y que une lo mejor de dos mundos.

Sin duda el aspecto exterior es amenazante. Cuenta con un nuevo kit de carrocería que no sólo ensancha su cuerpo en más de 30 cm, sino que deja una mayor altura libre al suelo gracias a un paragolpes más reducidos al estilo Baja en los que hay incluida una barra de luces led. También acompañan unas nuevas llantas de la casa en color negro con el exterior en rojo que acompañan muy bien al resto de la carrocería también en color oscuro.

Mientras tanto el interior ha sido prácticamente revisado y desmontado de arriba a abajo, incluido el salpicadero. La gente de Galpin dió una vuelta especialmente a los pequeños detalles que ayudan a cambiar la sensación de un interior, e incluso se tuvieron que fabricar nuevas piezas para asegurar la calidad y seguridad del conjunto: se cambió el color de algunas piezas a cromo puro para acompañar a la tapicería en cuero y ante italianos de color blanco y negro, se añadieron asientos con masaje construidos por el propio equipo, e incluso se añadió el conocido el Starlight Headliner al estilo Rolls-Royce, ese techo iluminado por pequeños puntos como si fueran estrellas.

Aunque para eso se presentó un pequeño problema: al ser un Raptor con techo solar panorámico se tuvo que cortar todo el techo y fabricar y ensamblar uno nuevo. Después de enhebraron 1.200 cables de fibra óptica a través del forro del techo para crear ese cielo estrellado propio de los Rolls.

Se trata por tanto de una ambiciosa preparación que cuyo proceso y detalles pueden verse en este vídeo. Imaginamos que su propietario habrá quedado más que satisfecho.