Mini-Coopers-S-2018
Nos subimos al Mini 2018: Originalidad por bandera
Alonso paddock f1 2018 1
Primer fin de semana de descanso para Alonso tras siete semanas de carreras
Marquez carrera alemania 2018 1
Marc Márquez impone su ley una vez más en Alemania
Lotus 72 f1 2018
F1 2018 contará con un total de 20 coches clásicos
Portada-AUDI-A8-BMW-SERIE-7
Audi A8 50 TDI vs. BMW 730d: Duelo al máximo nivel

Katherine Legge volvió a demostrar por qué es un ejemplo a seguir

La británica acumula momentos en su carrera deportiva por los que debería ser admirada por todos los aficionados.

Legge podio

No sería correcto decir que Katherine Legge es una piloto desconocida. La británica por momentos parecía tener una carrera capaz de llevarla hasta la Fórmula 1. De hecho, llegó a hacer varios test para Minardi F1 junto a pilotos como Pastor Maldonado o el español Roldan Rodríguez, que no llegaron a buen puerto para ella.

Sin embargo, eso no frenó a la piloto, que acabó encontrando acomodo en la Champ Car, donde con equipos modestos, dejó muy buen sabor de boca. Ya en esta competición actualmente transformada en la Indycar, Legge comenzó a demostrar que está hecha de otra pasta.

En Road America, el flap de su alerón trasero se desprendió en una de las curvas más rápidas, mandándola directamente con el duro hormigón que literalmente partió su vehículo en numerosos trozos en un accidente que enmudeció al circuito, que ya se preparaba para la peor noticia, el fallecimiento de la piloto que milagrosamente salió ilesa e incluso le quedaron fuerzas para atender a la prensa y no tardó en volver a subirse al coche.

La carrera deportiva de Legge ha sido de lo más variada. De la Champ Car saltó al DTM, donde contó siempre con el material más antiguo lo que le impidió destacar como le hubiera gustado. Tras varias temporadas en las que se perdió la pista de la británica, acabó regresando a Estados Unidos, a la Indycar, gracias a la iniciativa TrueCar, que buscaba fomentar la participación de la mujer, aunque no salió especialmente bien debido a problemas de presupuesto.

Más tarde, Don Panoz la acogió en su equipo, convirtiéndose en la piloto habitual del complicado DeltaWing. También el equipo Amlin Aguri le dio la oportunidad de participar en las dos primeras carreras de la Fórmula E, hasta que finalmente le salió una oportunidad que le ha permitido destacar. Michale Shank quiso contar con ella para su nuevo programa de GT3, con el Acura NSX, con el que en temporada y media ha conseguido numerosos podios, así como victorias en el IMSA.

Precisamente el IMSA disputaba este fin de semana una de sus pruebas, las 6 horas de Watkins Glen, que sorprendió con unas temperaturas inesperadamente altas que pusieron a prueba la fortaleza y la preparación física de los pilotos. Y sufrieron particularmente los pilotos del Acura, que parecían tener problemas con la refrigeración del habitáculo, hasta el punto de que incluso el equipo decidió cambiar de piloto en cada relevo.

Y ahí fue donde Legge, volvió a demostrar que está hecha de otra pasta, finalizando uno de sus relevos con un golpe de calor, totalmente deshidratada y lo más impresionante, manteniendo su vehículo en el liderato. La británica de 37 años dejó en evidencia a los que no consideran las distintas disciplinas del motor como una importante actividad física.

Al salir del vehículo, prácticamente desfallecida, Legge tuvo que ser atendida, rellenando su mono de piloto con bolsas de hielo, vaciándole botellas de agua helada por todo el cuerpo y rodeándole la cabeza con toallas empapadas. La británica recuperó fuerzas y volvió a realizar otro relevo antes de acabar la carrera, en la que finalmente, se llevaron una merecida segunda posición.

Katherine demostró una gran fortaleza y pundonor, dejándolo todo en pista para conseguir un gran resultado, erigiéndose como todo un ejemplo para las jóvenes pilotos que tratan de ganarse un hueco en el automovilismo, desmarcándose de las que buscan lo fácil con campeonatos a medida. El vivo ejemplo de que el primer paso para conseguir algo, es querer. Y en cualquier caso, muy admirable.