Cetraa
Las 5 claves del libro de taller online: ¿Fin del fraude en la compra de vehículos usados?
Sophia forsch portada
Conoce a Sophia Florsch
venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas
Tatiana formula e
El test femenino de la Fórmula E ya conoce a sus integrantes
V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’

Audi A8 50 TDI by ABT: Mejorando el rendimiento

El conocido preparador alemán ha querido utilizar el lujoso modelo de Audi para introducir una serie de ligeras modificaciones que aumentan el rendimiento y mejoran la apariencia del mismo. En los próximos meses se extenderá al resto de la gama.

2560 3000

Durante el pasado año asistimos a uno de esos eventos que quedará en la retina de miles de aficionados. Bajo el nombre de Audi Summit, la firma alemana se desplazaba hasta la ciudad de Barcelona para presentarnos lo último en tecnología e innovación de la mano del nuevo Audi A8, un modelo que no pasado desapercibido por algunos de los preparadores más reputados del momento.

Fiel a su largo historial y experiencia en modificar todo tipo de modelos del Grupo Volkswagen, ABT ha decidido centrar sus esfuerzos en la nueva generación de la gran berlina germana, eso sí, lo ha hecho a modo de aperitivo de lo que está por llegar. Por el momento, el proyecto se centra en la versión diésel del A8, concretamente en mejorar su rendimiento y ofrecer una estética mejorada.

El denominado 50 TDI ofrece de serie un sistema de propulsión electrificado a 48 voltios, compuesto por un pequeño motor eléctrico y un bloque V6 turbodiésel de 3.0 litros. La potencia global del sistema es de 286 caballos y 600 Nm de par máximo, cifras que experimentan una mejoría gracias a la unidad de control ABT Engine Control (AEC) que pone a disposición del cliente el preparador alemán.

Básicamente consiste en una reprogramación de la ECU del motor, obteniendo una potencia final de 330 caballos y un par máximo de 650 Nm. Es decir, un incremento de 44 caballos y 50 Nm. Según ABT, a pesar de este extra de potencia, “el motor siempre funciona de manera suave, asegurando que todas las funciones de seguridad que provienen de fábrica permanecen inalteradas.”

Como decimos, la preparación es bastante suave y no presenta grandes cambios a nivel estético, simplemente unas llantas de 22 pulgadas de nueva factura terminadas en negro mate con una superficie de diamante y un diseño de 10 radios. En los próximos meses veremos cómo el proyecto se extiende a la variante de gasolina y recibe modificaciones tanto en el exterior como en el interior.