Honda-super-cub-125cafe-racer-01
Lo creas o no esta espectacular café racer es en realidad una Honda Super Cub
Collage
De Kimi Raikkonen a Lando Norris; 20 años y una parrilla rejuvenecida
Renault-kadjar-prueba-01
Conducimos el Renault Kadjar 2019: Un SUV en constante evolución
Silverstone brdc 2018 1
Silverstone propone una drástica solución para mantener la Fórmula 1
Microlino-2020
Microlino: El sucesor del Isetta se producirá en Alemania ¡y ya está en camino!

Audi parece, Tesla es: convertir un “viejo” deportivo en eléctrico es posible

El dueño de este S5 ha sustituido el motor V8 del deportivo alemán por el de un Tesla que además ha sido retocado para ofrecer 359 CV de potencia.

Audi-tesla-portada

Para algunos será una genialidad, para otros una blasfemia, pero al menos el protagonista de esta historia demuestra que podemos darle una segunda vida a nuestro deportivo, en este caso trasplantándole el motor de un Tesla. Sam es el dueño de un curioso Audi que realmente no sabemos si nació como un S5 o un RS5 -al menos la parrilla pertenece al modelo superior- y ha decidido cambiar el V8 4.2 FSI de la marca alemana por la mecánica eléctrica de Tesla. Una gesta que claro está, no es sencilla de realizar.

Para instalar el motor eléctrico y el inversor tuvo que cortar la unidad por la mitad y acoplarlo en el mismo lugar en el que antes se encontraba el motor térmico asociándolo a una relación de transmisión de 10.5:1, superior a la de un Tesla Model S (9.73:1), haciendo de esta manera que el este coche sea aún más rápido aunque sacrificando la velocidad punta. El siguiente paso, instalar las 16 baterías del Tesla en el Audi, empleando hasta las plazas traseras para ello.

El resultado es este que vemos en el vídeo: un Audi S5 que funciona y empuja como un coche eléctrico. El sonido es inconfundible.

Según el banco de potencia este Audi electrificado cuenta con 359 CV de potencia, algo menos que lo que puede llegar a tener un Model S con una batería de 85 kw/h (380 CV) y ligeramente superior a la potencia del V8 del S5 de primera generación (354 CV).

No obstante su dueño asegura que el proyecto aún no está terminado y quién sabe si seguiremos viendo más mejoras en este Audi tan particular. Lo que parece claro es que la revolución eléctrica está llegando y aunque para muchos pueda ser un sacrilegio hacer este tipo de trasformaciones otros han encontrado en esta opción una manera de pasarse al mundo eléctrico sin tener que renunciar a su deportivo actual.