Audi-a1-filtrado-01
Audi A1 2018: Sus imágenes oficiales se filtran en la red
Fittipaldi
Fittipaldi: “Me encanta Hamilton, pero Fernando es el mejor”
Jorge lorenzo catalunya victoria 2018
Jorge Lorenzo repite triunfo en Montmeló y ya mete miedo
Whitmarsh
Whitmarsh: “Me da pena ver en lo que se ha convertido McLaren”
Eagle Squadron Mustang GT
Eagle Squadron Mustang GT: Vuelo rasante

El Mercedes-AMG S63 aumenta su deportividad de la mano de IMSA

El preparador americano centra su trabajo en la berlina de lujo de Mercedes pero no lo hace de una forma descarada y llamativa sino aportando un toque sutil de deportividad y un extra de potencia que todos agradecerán.

Imsa-mercedes-amg-s63-1-min

Su nombre sonó con mucha fuerza el pasado mes de octubre cuando nos mostraron abiertamente su trabajo centrado en el Mercedes-AMG GT S bajo el nombre de RXR One Super Gran Turismo. Básicamente, una de las preparaciones más bestias que hemos visto para el deportivo alemán y ahora, este preparador americano vuelve a la carga.

En esta ocasión el elegido ha sido un vehículo de mayores dimensiones, con un peso mucho más alto y que se sitúa como la berlina referente dentro de la gama de la firma de la estrella. Hablamos del Mercedes-AMG S63, o del ‘S720’, ya que es el calificativo que adopta esta preparación realizada por IMSA. Os daréis cuenta de que no es una de las puestas a punto más salvajes que hemos visto pero si es una de las más sutiles y discretas, sin olvidar el poderío mecánico que oculta su motor.

Si nos centramos en el apartado visual veremos como la berlina de lujo de Mercedes recibe pequeños cambios centrados en nuevos elementos basados en la fibra de carbono para aportar un toque elegante pero a la vez deportivo. De esta forma aparecen novedosos elementos en el paragolpes delantero y trasero, unos faldones de carbono y en la parte trasera destacan el pequeño spoiler y unas colas de escape rediseñadas.

Pero sin duda el principal cambio de esta preparación reside en el propulsor V8 de 4.0 litros que aumenta su potencia de los 612 a los 720 caballos con un par máximo de 990 Nm, en lugar de los 900 Nm que ofrecía de serie. Desconocemos las prestaciones que ofrece con esta configuración este modelo de grandes dimensiones pero si tenemos en cuenta que su aceleración estándar para alcanzar los 100 km/h era de apenas 3,5 segundos, seguramente baje alguna que otra decima.

Por último, la guinda del pastel llega de la mano de un juego de llantas de 21 pulgadas con unos neumáticos en medidas 255/35 R21 delante y 295/30 R21 detrás. Así que, si lo que buscas es un producto con algo más de mordiente que el modelo estándar pero que tampoco destaque excesivamente, la opción que presenta IMSA es la que estás buscando.