Ferrari-abandoned port
Esta colección de Ferrari abandonados en pleno campo es lo más doloroso de la semana
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

El Jaguar XE SV Project 8 se enfrenta a la familia AMG en estas drag race

No siempre puede ver a la berlina más salvaje de Jaguar midiéndose a un AMG GT 4 puertas, un GT R o un C 63. ¿Saldrá victorioso ante sus rivales alemanes?

Jaguar-xe-sv-project-8-vs-mercedes-amg-drag-race

El Jaguar XE SV Project 8 es uno de esos alocados proyectos que hay que agradecer que lleguen a producirse. Una salvaje berlina de 600 CV y 700 Nm por cortesía de un motor V8 de 5.0 litros sobrealimentado con tracción total y una buena cantidad de mejoras aerodinámicas y de chasis para convertir a este felino en una berlina superdeportiva capaz de dar una vuelta a Nürburgring Nordschleife en 7 minutos y 21,23 segundos. Además es un ejemplar especialmente exótico ya que Jaguar y su división SVO solo van a producir 300 unidades.

Por eso ver uno de esto Project 8 en vivo y en directo es toda una experiencia, más aún si lo ponen a prueba ante rivales tan directos como las berlinas de Mercedes-AMG e incluso con un invitado adicional como un AMG GT R. Una batalla entre la superberlina del momento y toda una orgullosa familia alemana que ha sido referencia durante décadas.

Una batalla que se convierte incluso en algo personal si recordamos que Mercedes reclamó el récord de Nordschelife de coches de producción de cuatro puertas para su AMG GT 63 S, a finales del pasado año cuando marcó un tiempo cuatro segundos más lento que el Jaguar pero reclamó que el XE SV Project 8 que marcó el tiempo contaba con el Track Pack opcional que elimina los asientos traseros.

Ahora los tenemos a ambos frente a frente. Eso sí, no se trata de un enfrentamiento directo en pista sino de una drag race, pero nos puede servir para sacar algunas conclusiones. Aquí el deportivo inglés se mide no sólo al Mercedes-AMG GT 63 S de cuatro puertas, sino también al, AMG C 63, e incluso aun deportivo como el AMG GT R. Hagan sus apuestas.