Nissan-destination-frontier-2019-7
Nissan Destination Frontier: El mejor amigo para la excursión del fin de semana
Sainz monaco 2019 1
Sainz, pletórico tras ser 6º: “Muy contento porque lo hemos luchado”
Seat-tarraco-prueba-portada
Prueba Seat Tarraco 2.0 TDI 190 4Drive: Es otra historia
1017526368-lat-20190526- 31i6904
Leclerc se retira en un fin de semana nefasto: “Esperábamos una carrera muy distinta”
Star-wars-accesorios-coche
Orgullo Friki: Star Wars tiene todos estos accesorios para tu coche

SCG Boot: Lo último de Glickenhaus es un súper buggy

La famosa Scudería Cameron Glickenhaus ha aparcado sus superdeportivos para centrarse en el desarrollo de un buggy de lo más prometedor, con cuatro puertas y cuatro plazas disponibles.

Glickenhaus-boot-02

La compañía de James Glickenhaus nos tiene acostumbrados al lanzamiento de rápidos coches de competición y superdeportivos de calle, algunos capacitados para rodar en Nürburgring a rito de récord. Sin embargo, hoy nos hemos encontrado en su perfil de Facebook con la constatación de uno de sus proyectos más alocados, el del SCG Boot.

Nos referimos a un compacto vehículo 4x4 capacitado para ofrecer unas prestaciones tan elevadas que no hemos dudado en denominarlo ’súper buggy’. En primer lugar, se puede elegir con dos o cuatro puertas y a su vez con idéntico número de plazas respectivamente y en todo caso está capacitado para rodar a gran velocidad en las zonas más áridas o abruptas.

La marca norteamericana va a comenzar a probarlo próximamente en Los Andes, concretamente en caminos que alcanzan los 6.000 metros de altitud y los 30 grados bajo cero de temperatura, en los que este buggy demostrará su capacidad de adaptación a medios extremos de su mecánica V8. Sí, el SCG Boot incorpora un propulsor de gasolina atmosférico con 5.0 litros dispuesto en posición central trasera que marcha asociado a una caja de cambios automática y que sirve una gran potencia a las cuatro ruedas, aunque ésta no ha sido confirmada todavía.

Para superar los obstáculos más difíciles, el Boot cuenta con unas suspensiones de largo recorrido –hasta 50,8 centímetros–, protecciones para los bajos y la carrocería, neumáticos especiales y unos buenos ángulos de ataque y salida. La compañía estadounidense estima producir unas 250 unidades anuales de este modelo que se comercializarán en torno a los 100.000 euros cada una.