Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Collage rufus
¿Qué diantres es RUFUS y qué tiene que ver con Fernando Alonso?
Land rover defender 2020 1
El nuevo Land Rover Defender bajo la lupa en su primer vídeo
Cascos f1 2019 1
Descubre todos los cascos de los pilotos de Fórmula 1 2019
Sin titulo
Así ha quedado este exclusivo Koenigsegg CCXR tras estrellarse en México

Mercedes CLA Shooting Brake 2020: La siguiente bala sale disparada

Tras la puesta de largo del nuevo CLA a principios de año en el CES de Las Vegas, su variante familiar llega presumiendo de más estilo y tecnología que nunca. Acaba de ver la luz en Ginebra, y estas son sus claves.

Mercedes-cla-shooting-brake-2020-01

La segunda generación del Mercedes CLA recibe su inseparable carrocería Shooting Brake, una variante familiar con todo el estilo que no puede faltarle a la berlina coupé más popular de la casa alemana y que acaba de debutar en el Salón del Automóvil de Ginebra 2019.

En su segunda entrega, el CLA Shooting Brake presume de una línea lateral calcada a la del modelo de cuatro puertas hasta llegar al pilar B y lo mismo sucede con su chasis, que presenta una batalla de 2,73 metros, tres centímetros más que su antecesor. Las dimensiones oficiales nos revelan un vehículo más grande en todas sus cotas menos en una, ¿adivinan? su altura. Mide 4,69 metros de largo, 1,83 de ancho y 1,44 de alto; de modo que resulta casi 5 centímetros más largo, 5,3 más ancho y 3,3 centímetros más bajo que el modelo precedente.

De esta forma, con un voladizo delantero menor y uno posterior muy semejante al del modelo saliente, este Mercedes CLA Shooting Brake 2020 es todavía más aerodinámico, con un Cx de 0,26 solo superado por el 0,23 de la berlina. Las líneas generales de la carrocería, más afiladas y esculpidas contribuyen a tal efecto y generan una sensación general de mayor empaque. Unos robustos paragolpes y unas llantas de nuevo diseño y hasta 19 pulgadas de diámetro, refuerzan el conjunto. Sus neumáticos alcanzan la medida 225/40 R 19 y eso que todavía no se incluye ningún AMG en la gama.

La principal ventaja que aporta este Shooting Brake sigue siendo tanto el volumen como la facilidad de carga, gracias a un portón posterior todavía más amplio que el de la generación previa. El maletero declara 505 litros, es decir, 10 más que su antecesor y mejora en todas sus cotas, conservando unas formas regulares. Además, Mercedes asegura que el habitáculo de este modelo es más amplio detrás, especialmente en anchura y longitud, pero también en la altura, la medición más crítica –poco más de un metro– pero que gana ahora 9 milímetros.

Sobre el resto, el gran protagonista es el cockpit digital MBUX, que une dos pantallas de 12,3 pulgadas para las funciones de cuadro de mandos y display multimedia y que permiten un manejo táctil desde el monitor de la derecha, el touchpad central o el volante; además de un preciso control por voz.

A nivel mecánico, la motorización CLA 250 será la única disponible en el momento del lanzamiento de este modelo en nuestro mercado. Se trata del reputado motor cuatro cilindros turbo de 2.0 litros que desarrolla 225 caballos y entrega un par máximo de 350 Nm. Asociado al cambio automático de doble embrague y siete marchas 7G-DCT y –opcionalmente– a la tracción total 4Matic, declara un gasto medio de 6,2 ó 6,5 litros a los 100 km y unas emisiones de 149-143 g/km. Más adelante, se espera la adopción de otras mecánicas como la 1.33 de 160 caballos o los 2.0 de 305 y 400 caballos –reservados a los AMG 35 y 45 respectivamente–. 

Este nuevo CLA Shooting Brake se fabricará en la planta de Kecskemét (Hungría), tal y como sucedía con su predecesor y estará disponible en nuestro mercado en septiembre de 2019.